| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Feijóo y Sánchez
Feijóo y Sánchez

Así preparan Sánchez y Feijóo su "duelo" del martes

Este martes, a las cuatro de la tarde, arranca el tan esperado debate entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

| Esther Jaén España

Esther_Jaen

Este martes, a las cuatro de la tarde, arranca el tan esperado debate entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Aseguran desde el entorno de Sánchez que, pese a que la idea inicial surgió de una petición del propio Núñez Feijóo, Sánchez y su equipo le habían dado vueltas a la posibilidad de propiciar un debate entre el líder gallego y el presidente del Gobierno, con el fin de “demostrar las carencias” que presumen que el líder popular puede dejar al descubierto en un cara a cara tanto en materia energética como económica.

El caso es que Feijóo se lo puso “a huevo”, tal vez confiado en que el presidente del Gobierno desoiría su propuesta, como tantas otras veces, o porque, se siente lo suficientemente seguro como para salir victorioso de un debate parlamentario cuyas reglas siempre, por norma, son favorables al Gobierno, por encima del resto de Grupos. Para que el lector se haga una idea, el desafío lo lanzó Feijóo, pero las armas y los padrinos van por cuenta de Sánchez en este duelo.

 

Desde el entorno de Feijóo señalan que, si algo caracteriza al presidente del PP es su afán por conocer los temas y a las personas, quiénes son y de dónde vienen, de forma exhaustiva, que es inasequible al desaliento y que se prepara los temas de forma concienzuda. Así ha sido desde que llegó a la dirección nacional del PP y así ha seguido siendo este fin de semana, que ha utilizado para revisar todos y cada uno de los puntos de ataque o de defensa de sus posiciones en materia energética.

Junto a él o en estrecho contacto estaban sus fieles escuderos, Miguel Tellado, o el vicesecretario general de Economía, experto asimismo en temas energéticos, Juan Bravo. Sin embargo, en la familia popular, no las tienen todas, porque saben que el presidente del Gobierno acude con el objetivo de, si no matar, sí herir de muerte a su rival. No descartan juego sucio ni trampas dialécticas para poner en aprietos a Feijóo.

 

Motivos para la intranquilidad no les faltan, porque el presidente del Gobierno prepara una encerrona de la que Feijóo puede salir argumentando la inapelable carestía de la tarifa de la luz, y lo cortas que terminan quedando para los bolsillos de buena parte de los españoles las medidas puestas en marcha por el Gobierno de España, pero el jefe del Ejecutivo, en lo que a la cuestión energética se refiere, saborea ahora las mieles del reconocimiento que le brindan sus colegas europeos, buena parte de ellos compañeros de Feijóo en el seno del PPE.

Sánchez va a llevarse al terreno europeo, a las medidas adoptadas por otros países, a su petición, desde el año pasado, ante la Comisión Europea, de intervenir en el mercado eléctrico, algo que la UE se aviene a estudiar esta misma semana y para la que solicitará el apoyo expreso del PP en Europa y el compromiso de Feijóo de que así se hará, o a la “excepción ibérica” de la que no pocos miembros del PP se burlaron en su día, o hicieron pronósticos poco acertados.

 

Tal como plantean ambos líderes el duelo del martes, Feijóo hablará, con cifras en la mano, de España y los efectos de la crisis energética en las familias españolas, para cargar las tintas en la supuesta incapacidad o ineficacia del Gobierno de Pedro Sánchez, sin olvidar mencionar la falta de empatía, mientras que el presidente del Gobierno, con tantas o más cifras que su rival, planteará un “conmigo o contra mí”, exhibiendo el supuesto músculo y predicamento de España o del propio Sánchez ante las autoridades europeas y señalando a la oposición del PP, con Casado o con Feijóo al frente (tanto monta, monta tanto) como la más insolidaria de la UE, con algún que otro tema-trampa con el que tratará de pillar a contrapié a Feijóo, al que-aseguran desde la dirección del PSOE- no puede dejar irse "de rositas", después de todo lo que han llegado a decir del Gobierno y de las medidas que hemos ido adoptando y que parece que ahora no eran tan malas…”

La realidad es que el Gobierno ha hecho suyas algunas propuestas del PP, así como algunas CC.AA. gobernadas por el PP, que criticaron con saña las medidas anunciadas por Sánchez, también las hicieron suyas posteriormente. Pero el duelo del martes pretende ser a vida o muerte. Desde luego, Sánchez, que parte con ventaja técnica de salida, busca dejar “tocado” al menos a un Feijóo al que sonríen – y mucho- las encuestas. Está por ver si lo logra y, en todo caso, si un debate sobre energía en el Senado despierta el interés que algunos optimistas creen que puede llegar a despertar.