| 22 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero

El Gobierno acusa ahora a Ayuso de copiar el "España nos roba"

El Ejecutivo, en boca de la titular de Hacienda, ha reanudado sus ataques a la presidenta madrileña, por su decisión de suprimir los impuestos propios de la Comunidad.

| Andrea Jiménez España

La presión del Gobierno ante la política fiscal que está desarrollando Isabel Díaz Ayuso no cesa y las medidas anunciadas por la presidenta madrileña, que supondrán la eliminación de los impuestos propios de la región, han servido de excusa para seguir con la campaña orquestada desde Moncloa contra ella. Ahora, la voz cantante la ha asumido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha arremetido contra una medida que para el Ejecutivo no es más que "populismo fiscal" y ha acusado a Ayuso de copiar el 'España nos roba'

La responsable de las cuentas públicas, en una entrevista en RNE, ha hecho suyo el discurso del presidente valenciano Ximo Puig, acusando a Madrid de utilizar su situación de capital en beneficio propio, olvidando que la región es la que más aporta a la 'hucha común' y que la imposición de las tasas autonómicas son una competencia exclusiva de las comunidades. 

 Montero, agarrándose a lo que ha denominado "pedagogía fiscal", ha explicado que "no son los territorios los que pagan impuestos, son las personas", de manera que "tiene que haber una cierta equidad en las cargas fiscales que los ciudadanos españoles tengan en el conjunto del país", con la intención de "que no se produzcan situaciones no deseadas".

Entre ellas ha señalado la tentación de que un territorio "puede ejercer determinada centralidad o determinada capitalidad" que le permita una mayor capacidad económica "frente a otros territorios en los que no existen esas mismas condiciones de capitalidad y que se ven obligados a tener que sobreesforzarse para que no se produzca la salida de capitales, movimientos y personas atraídos por esa suerte de reclamo fiscal".

Montero: "No tendría ningún tipo de sentido de que ahora, desde la propia capital de España, asistiéramos a elementos diferenciadores que pusieran realmente en aprietos al resto de territorios"

Así, ha insistido en las criticas a Ayuso al asegurar que lleva el "populismo fiscal por bandera", a lo que ha añadido que  hay que alejarse de los "discursos que se protagonizan últimamente desde la Comunidad de Madrid de España nos roba o similares, del eslógan ‘España nos roba’ que nos recuerda a una suerte de nacionalismo que no es deseado porque los madrileños siempre han vertebrado España".

Ademas, ha añadido que "no tendría ningún tipo de sentido de que ahora, desde la propia capital de España, asistiéramos a elementos diferenciadores que pusieran realmente en aprietos al resto de territorios que a lo que aspiran es a tener recursos suficientes que hagan que los ciudadanos también en los servicios públicos sean de excelencia y se retribuyan a los empleados públicos de forma correcta".

De esta manera, desde el Gobierno, se está intentando poner freno a una política fiscal que está dando buenos resultados para la Comunidad y que además, siguen permitiendo un gran aporte a las arcas del Estado por parte de los madrileños, amparándose en las tesis esgrimidas una y otra vez por parte de sus socios del Ejecutivo y que acusan a la región de ejercer 'dumping fiscal', cuando se tratan de competencias propias.

La subida del SMI

Por otra parte, la ministra de Hacienda ha rechado la propuesta de la CEOE de implantar un salario mínimo interprofesional (SMI) que se amolde a cada territorio, y ha expresado su confianza en que la patronal respalde finalmente la subida del SMI que se negocia en el marco del diálogo social.

"No sería conveniente hacer distingos añadidos en relación al territorio porque hay que garantizar que los trabajadores tengan unas condiciones laborales mínimas, dignas, desarrollen su actividad donde la desarrollen", ha defendido.

En cualquier caso, Montero ha confiado en que se consiga un acuerdo con los agentes sociales para la subida del SMI y que la CEOE logre en la negociación "un equilibrio adecuado" entre el crecimiento del empleo y la mejora de unas condiciones laborales.

Pero si parece que en la subida del SMI se ha llegado a un acuerdo entre los socios de Gobierno, PSOE y Podemos, el alza desorbitado de los precios de la luz amenaza con seguir siendo uno de los puntos de fricción entre ambos.

Montero arremete contra la "incomprensión" de Podemos por el 'tarifazo' de la luz y recuerda que también forman parte del Gobierno

De hecho, ha criticado la "incomprensión" de algunos interlocutores Podemos, refiriéndose en concreto a las palabras del secretario general de UP, Txema Guijarro, que pedía a la ciudadanía que se movilizara en la calle para intervenir el precio de la luz, siendo ellos parte del núcleo del Ejecutivo.

"Somos el partido que votaron mayoritariamente los ciudadanos y nos hacemos cargo de los problemas que se generan por nuestra propia actividad, de los que hemos heredado del PP y de la incomprensión de algunos interlocutores en nuestros propios socios de Gobierno, pero lo llevo con deportividad", ha asegurado.

Pero Montero ha avisado que "no es coherente" participar en el Gobierno y estar a la vez "alentando a los ciudadanos" a movilizaciones en la calle. Sin embargo, ha intentado rebajar el tono al asegurar que en un Ejecutivo de coalición se convive con "diferentes formas de hacer política" y diferentes "sensibilidades": "Unos practican más ese tipo de política y otros están más involucrados en la actividad cotidiana del Gobierno", ha zanjado.