25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Momento en que Olona, en la esquina de la derecha en la imagen, se dirige indignada a la bancada socialista.

Olona estalla y se encara con los diputados de PSOE y Podemos: "Callaos la boca"

Bronca en el hemiciclo cuando hablaba el portavoz de Vox, Espinosa de los Monteros. Y su compañera de escaño no se ha amilanado cuando insultaban a su partido.

| M.B España

La diputada de Vox, Macarena Olona, ha dado sobradas muestras desde su llegada a la política de que no se deja amilanar fácilmente. Y este martes, en el Pleno del Congreso, ha vuelto a dar una nueva prueba de ello.

Olona ha exigido, a voz en grito, a los diputados del PSOE y Unidas Podemos que se "callaran la boca" después de que el portavoz de su grupo parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, solicitara a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, la retirada de un cartel contra su partido.

Durante el debate de la proposición de ley del PNV para reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, Espinosa de los Monteros ha pedido la palabra a la presidenta tras comprobar que la representante de Esquerra, María Carvalho, estaba realizando su intervención desde la tribuna de oradores con una tableta electrónica en la que se podía leer la palabra "ForaVox".

Enseguida se han escuchado murmullos en la bancada de los grupos que apoyan al Gobierno y ha sido entonces cuando la número dos de Vox en la Cámara les ha soltado hasta en dos ocasiones un sonoro "¡Callaos la boca!", recordándoles que era la presidenta quien estaba en el uso de la palabra.

Tras obtener permiso de la Presidencia, Espinosa de los Monteros ha reclamado a Batet que pidiera a la diputada de ERC que quitara ese cartel y que se atuviera a las normas de decoro de la Cámara, como así ha hecho la presidenta.

Se trata esta de una bronca recurrente esta legislatura en el Congreso, ya que la diputada de ERC lleva la pegatina de ForaVox en su tableta electrónica, que suele dejar a la vista cuando interviene, lo que motiva las protestas de los de Abascal. Carvalho ya ha recibido el reproche de varios presidentes de comisión, y esta vez ha sido en el Pleno del Congreso.