03 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Vicente Vallés

Vicente Vallés clama: "España es más de guerras civiles y de golpes de Estado"

El periodista de Antena 3 se muestra desolado por la situación social, económica y política de España y lanza una advertencia para hacer reflexionar al conjunto del país.

| ESdiario España

Vicente Vallés está que trina. Quien se ha convertido en una referencia durante la pandemia del periodismo crítico pero sin voces en Antena 3, se muestra desolado y preocupado a partes iguales por la deriva política que la emergencia sanitaria está teniendo, a su juicio, en términos de diálogo y convivencia.

Y lo ha dejado escrito en su última entrada en su blog en El Confidencial, un alegato amargo sobre la tensión política que acompaña a la crisis general del país, con una durísima advertencia para resumir su opinión: " De ahí que este sea un país más predispuesto a las guerras civiles y a los golpes de Estado que a unirse frente a enemigos externos. No es algo nuevo. Es cierto que tampoco ha sido algo permanente, pero sí muy habitual", lamenta.

Y añade: "En tiempos recientes, España ha evolucionado desde la crispación hacia el odio. O, para ser precisos, pasó del odio al reencuentro de la Transición; del reencuentro de la Transición, a la crispación, y el río de la crispación nos ha llevado a desembocar, de nuevo, en un mar de odio".

 

Sin necesidad de citarlo, Vallés señala a VOX y a Podemos como responsables de esa crispación, con una elocuente comparativa: "La España trumpista y la España bolivariana se odian y se necesitan a partes iguales, porque no se puede odiar en vacío. Hay que odiar a alguien. Y el debate de la grotesca moción de censura presentada por Vox ha facilitado que tanto desprecio mutuo se haya expandido más allá de los límites en los que pudiera estar perimetrado".

Para terminar con una última reflexión: "La duda es si continuará su expansión, o si la tirantez habrá servido de vacuna o, al menos, como freno a lo que empezó a gestarse cuando determinados grupos sociales y políticos decidieron romper el pacto constitucional que pretendía dar a todos los españoles una nueva oportunidad de vivir juntos".