| 24 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Imparable fuga de votos de Pedro Sánchez hacia Feijóo: pánico en Ferraz

Hugo Pereira analiza la imparable fuga de votos de descontentos del PSOE de Pedro Sánchez hacia el PP de Alberto Núñez Feijóo: un 11% de socialistas votarían ahora a los populares.

| Hugo Pereira España

El miedo electoral  ya se palpa en los pasillos de La Moncloa y, especialmente, en el número setenta de la calle de Ferraz. En contraposición, en el trece de la calle de Génova se respira, ante todo, un nutritivo optimismo cargado de la exigencia -y responsabilidad- que conlleva el estar viviendo unos momentos políticos altamente volátiles.

Pero la fuga de votos procedente de votantes socialistas descontentos con la deriva del más sectario gobierno del PSOE en democracia, el de Pedro Sánchez, hacia la alternativa moderada de Alberto Núñez Feijóo, es ya imparable.

No hay propaganda electoral de La Moncloa, ni cheque de diecisiete euros al mes, ni maquillaje de las estadísticas oficiales del desempleo, ni CIS de Tezanos, ni asalto al Poder Judicial y al Tribunal Constitucional, ni ‘Ley del Solo sí es sí’ que beneficia a violadores y agresores, ni derogación del delito de sedición que beneficia a los independentistas, ni rebaja del de malversación que favorece a los corruptos, que pueda parar la captación de voto socialista por parte del líder del Partido Popular.

Feijóo ha captado ya el 11% del voto del PSOE

En este sentido, tal y como publicábamos en ESDiario, el PP maneja datos internos que sostienen que ya ha captado un 11% de votantes socialistas desencantados que apoyaron a Pedro Sánchez hace casi cuatro años y que ahora optarían por el discurso centrado que defiende Alberto Núñez Feijóo. Además, fuentes del PP subrayan que la estrategia de Sánchez buscando equiparar a Feijóo con Vox y la ultraderecha no cuela entre los ciudadanos. "Eso de que somos extremistas peligrosos, no es sencillo que los ciudadanos compren ese marco", aseguran desde el equipo del líder del PP. 

 

Ya tenemos un claro precedente que ratifica el descontento socialista con el líder maximus Pedro Sánchez: los pasados comicios en Andalucía. El actual presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, tiene la absoluta libertad que le otorga el gobernar en solitario. El PP superó con creces a toda la izquierda junta en la comunidad que durante 37 años había sido su feudo. Casi nada. Y no es casualidad. La campaña moderada, de Moreno Bonilla, sin crispación y basada en propuestas concretas en materia económica, situándose en el centro de los ciudadanos, ha convencido y su mensaje triunfó frente a los posicionamientos más extremos de otras formaciones.

Y el claro estratega de esta aplastante victoria de Juanma Moreno, Elías Bendodo, es ahora, recordemos, el coordinador de la campaña electoral de las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo. Comicios que serán vistos como un verdadero plebiscito de la gestión de Pedro Sánchez y la antesala de un previsible e imparable cambio de color en el Gobierno de España. 

 

El propio líder del PP, Feijóo, señaló hace unos días que las elecciones de este año son una oportunidad en la que se verá "la mayoría moderada de un lado" y la "suma de minorías radicales de otro". Apeló, además, a la moderación y la centralidad que ha defendido estos meses: "Para el PP tiene plena vigencia el deseo de Suárez: elevar a la categoría de política normal lo que a nivel de calle es simplemente normal". Y muestra de ello es, sin duda y como decía, la centralidad que representan los encargados de la campaña de mayo: Elías Bendodo, Borja Sémper e Íñigo de la Serna.

Todo indica, y ya de forma tendencial, que hay una fuerte e imparable alternativa al gobierno de Pedro Sánchez. Y en La Moncloa-Ferraz lo saben.