| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez presidiendo una reunión telemática el jueves.
Sánchez presidiendo una reunión telemática el jueves.

Pedro Sánchez vuelve de La Mareta a Moncloa a tiempo para la gran foto

El presidente, ya en Madrid, reaparece este sábado en el campamento de Torrejón, donde se espera que hable a los españoles y, sobre todo, a los 27.000 militares que estuvieron en Afganistán

| Ana Martín España

Pasadas las nueve de la mañana, y en medio del trajín que vive estos días la base aérea de Torrejón de Ardoz, un Falcon 900B del Ejército del Aire emprendió el camino inverso. No aterrizaba, sino que despegaba. Despegaba rumbo a Lanzarote para recoger a Pedro Sánchez, su mujer y sus dos hijas para traer a la familia presidencial de vuelta a La Moncloa. 

El presidente ha vuelto a Madrid este viernes después de 17 días al sol en La Mareta, tal y como estaba previsto inicialmente (no ha adelantado su vuelta como ha hecho creer la Secretaría de Estado de Comunicación). Y ha vuelto achicharrado políticamente por la polémica de estos días: su silencio ensordecedor -más allá de unos cuantos tuits- en medio de la crisis de Afganistán.

Sánchez solo ha salido de La Mareta para sacar pecho por la vacuna de Hipra

El 11 de agosto el socialista salió de su residencia vacacional para sacar pecho por el inicio de los ensayos en un humanos de la que se prevé que sea la primera vacuna española (la de la farmacéutica Hipra); y sin embargo no lo ha hecho en todos estos días para dirigirse al país y aclarar si España tiene la más mínima intención de reconocer el régimen talibán. 

Ni para eso ni para dirigir una palabra a los 27.000 militares españoles que, según las cifras del Ministerio de Defensa, han prestado servicio en Afganistán a lo largo de las dos últimas décadas y hasta el pasado mayo, cuando regresaron a casa los 24 últimos soldados que quedaban allí. Ni a ellos ni a los familiares de los 102 muertos durante estos 20 años, incluidos los 53 del accidente del Yak-42 .

El Rey recibió en mayo a los últimos 24 soldados españoles que quedaban en Afganistán.

 

El presidente reaparecerá este sábado junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, al del Consejo Europeo, Charles Michel, y al Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una visita a la base aérea de Torrejón. Allí se ha instalado el centro logístico europeo de acogida de los afganos que han colaborado con los países de la UE desde 2011.

 

Se espera que Sánchez pronuncie unas palabras, pero las justas. Aunque la oposición viene pidiendo la celebración de un Pleno extraordinario y su comparecencia en el Congreso, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, señaló este viernes en la SER que no está previsto el presidente comparezca en la Cámara Baja. 

Albares afirmó también que Sánchez está "liderando el proceso" evacuación y que está en constante comunicación telefónica con él. 

Toda la comunicación que, por contra, no ha tenido con Pablo Casado, puesto que en toda esta crisis el presidente no ha llamado al líder de la oposición para informarle de la situación. Quienes se están encargando de esa interlocución son los ministros de Asuntos Exteriores y de Presidencia. 

Este último, Félix Bolaños, telefoneó el jueves por la tarde a la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. Ella se quejó de "la falta hasta el momento de comunicación suficiente con la oposición, el papel que el Parlamento tiene en política exterior que se está obviando y la necesidad de que el Presidente comparezca e informe sobre la posición de España en relación a Afganistán".

Pero no parece que vaya a servir de mucho.