30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, Illa y Simón, con el plan de desescalada que se aprobará este martes.
Sánchez, Illa y Simón, con el plan de desescalada que se aprobará este martes.

El Gobierno utiliza a la OCDE para engañar a los españoles con el número de test

La Moncloa presume de una clasificación manipulada con datos sumados de PCR y pruebas anticuerpos. Pero el resto de países solo facilitan los primeros, los más fiables.

| Javier Ruiz de Vergara España

Ya se sabe que la mentira tiene las patas muy cortas. El Gobierno ha tratado de marcarse un farol ante los españoles y ha salido, literalmente, escaldado. La Moncloa llevaba semanas ocultando el número de test realizados para detectar el Covid-19, pero este lunes ha querido -en la víspera del anuncio del plan de desescalada- sacar pecho de su gestión en una de las facetas más criticadas por los propios expertos.

De hecho, este mismo sábado, Sánchez presumía a preguntas de ESdiario, una vez más, de que España está algo así como en la Champions League de los test. "Estamos siendo de los países que más número de test estamos haciendo", respondió el presidente, cifrando hasta la fecha en un millón los test realizados.

Y qué mejor, como ha demostrado Sánchez durante sus comparecencias parlamentarias, que recurrir a los informes internacionales para sacar pecho. Así que el último estudio de la OCDE ha servido para que el Gobierno haya querido defender su estrategia propagandística sobre el espejismo de que España ha estado siempre a la cabeza de Europa en el combate contra el virus.

Así, en plena fase del relajamiento que el Gobierno ha puesto en marcha, Sanidad ha aprovechado la estadística difundida por el organismo con sede en París para hacer por fin público el número de test, 1.345.560 pruebas, hasta el 23 de abril. Y asegura haber distribuido 2.8 millones de pruebas anticuerpos entre las Comunidades Autónomas.

Pero el Gobierno ha vuelto a no decir la verdad a los españoles, ya que el informe de la OCDE ha sido elaborado con los datos que ha facilitado la propia Moncloa a la institución que dirige Ángel Gurría.

¿Dónde está la trampa? Pues que la OCDE usa como fuente Our World in Data -Universidad de Oxford-, que compila los datos de pruebas PCR de aquellos países que publican información periódicamente. Y este último ranking, en cambio, recoge la información del Gabinete de la Presidencia de España. Y ahí está la manipulación: suma PCR y test anticuerpos. Y excluyendo las cifras de estos últimos, España se desploma 10 puestos en la clasificación y pasa del octavo al décimooctavo puesto europeo.

 

 

En concreto, en el informe de la polémica, España se sitúa en el puesto octavo, que lidera Islandia (134,9), seguido de Luxemburgo (64,6), Estonia (36,9), Lituania (36,6) Israel (30), Italia (29,7) y Suiza (28,8). Por detrás de los españoles se encuentran Noruega (28,5), Austria (25,9), Dinamarca (25,3), Letonia (25,2) o Alemania (15,1).

El citado informe destaca la importancia de realizar estas pruebas para la definición de las estrategias de confinamiento y la reducción de los riesgos de nuevos brotes. En su cuenta personal de Twitter, Gurría ha destacado lo "bueno" que significa ver que España está en el top 10

 

El ministro de Sanidad, este lunes en su comparecencia en La Moncloa.

 

Pero según también denuncia el PP, a diferencia de los "oficiales" y "actualizados" que han proporcionado otros países, los de España están basados en las declaraciones que hizo "hace tiempo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa" y "ni siquiera incluyen los más de 600.000 test defectuosos que han tenido que devolver".

De hecho, los de Pablo Casado han pedido al Gobierno que deje de "utilizar a la OCDE como herramienta de propaganda".

Una vez más, sucedió en el último pleno con un informe de la Universidad de Oxford, La Moncloa tergiversa informes internacionales para tratar devender una gestión que las cifras hunden, como ha venido destapando ESdiario. Un bulo más de esos que Sánchez e Iglesias dicen querer combatir.