25 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Isabel Díaz Ayuso

Ayuso se desmarca de otras autonomías: "No" a los "confinamientos severos"

La presidenta de la Comunidad de Madrid sigue apostando por el modelo de restricciones por Zonas Básicas de Salud que tan buenos resultados dio en la región en el último trimestre de 2020.

| C. Novo España

Al inicio del pasado otoño, la Comunidad de Madrid se encontraba en una tesitura complicada en el ámbito sanitario: era más que evidente, que durante el verano, la segunda ola del coronavirus había tomado forma y las cifras diarias se acercaban peligrosamente a las que se pudieron ver durante el trimestre del confinamiento de tres meses que implantó el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Entonces, el Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso rechazó la idea de confinar a todos los madrileños en sus casas y optó, en cambio, por restringir los movimientos por Zonas Básicas de Salud, lo que supuso que los vecinos de determinados barrios de Madrid y demás municipios de la región no pudiera salir de ellos, salvo para los mismos casos tasados que durante el confinamiento que afectó a todo el país.

 

La medida fue criticada por la izquierda, que acusó a Isabel Díaz Ayuso de favorecer a los madrileños ricos frente a los pobres, basándose en que las primeras zonas en ser confinadas correspondían con barrios de perfil socioeconómico medio-bajo, como el madrileño Puente de Vallecas. Un argumento que se desinfló semanas después cuando pudo verse como los habitantes de La Moraleja (Alcobendas) sufrieron la misma medida.

Esta iniciativa logró doblegar la curva para ofrecer, antes del puente de la Constitución, cifras de contagios y de incidencia acumulada que ya ni siquiera podía censurar el Ministerio de Sanidad, que durante ese mismo trimestre inició una batalla legal con el Gobierno de Ayuso que acabó con un segundo estado de alarma sólo para Madrid, tras derribar el Tribunal Superior de Justicia de Madrid las restricciones que el Ejecutivo de Pedro Sánchez aplicó a los madrileños con el argumento de que el virus estaba "desbocado" en esta Comunidad.

Tras las navidades, la evidencia de la tercera ola de la pandemia ya ha mostrado la peor de sus caras en toda España, con casi 40.000 contagios diarios cada día en los últimos tres días, con Madrid en torno a los 6.000 diarios.

Esta tercera ola ha llevado a muchos presidentes autonómicos a apostar por encerrar a todos en sus casas como en marzo de 2020. Sin embargo, el Gobierno de Ayuso ha vuelto a apostar por las restricciones por Zonas Básicas de Salud.

Rechazo de Ayuso a los confinamientos que "arruinan a tantas familias"

Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha desmarcado este sábado de "confinamientos severos que están arruinando a tantas familias y que se ha detectado en otras comunidades que luego no funcionan".

"No se trata de hacer confinamientos severos, que es lo fácil, cerrar por cerrar. Se trata de conjugar la vida, que es lo más importante, con la economía, pero cuando uno cierra afecta a familias que no van a poder volver a trabajar nunca para levantar sus negocios. Los más débiles son los que más pagan estas consecuencias", ha argumentado desde Villamanrique de Tajo, donde ha visitado algunos de los puntos del municipio afectados por la borrasca 'Filomena'.

La estrategia de la Comunidad "pasa por hacer muchos test, por seguir hablando con la población, con mensajes de precaución". "Una vez pasadas las navidades y que no hay tantas reuniones familiares, y ahora que tenemos estos bloqueos con la nieve, estamos convencidos de que vamos a bajar el contagio sin tener que estar afectado a tantas familias", ha sostenido.

 

"No somos muchas veces conscientes desde la política que cuando se cierra algo no se vuelve a abrir. Muchas familias de este país se van a arruinar, hay que pensarlo todo. La vida y la salud es lo primero y por eso hemos puesto en marcha un macrohospital para que en situaciones como esta no congestionemos la sanidad pública", ha defendido.