| 30 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rafael Nadal, con los Reyes eméritos visitando su academia de tenis en Mallorca
Rafael Nadal, con los Reyes eméritos visitando su academia de tenis en Mallorca

Nadal se declara "feliz de ser español" y deja un recado a don Juan Carlos

Una vez más el tenista no ha tenido reparos en declarar su orgullo patriótico y ha dedicado unas palabras muy certeras al emérito, con el que siempre ha tenido muy buena relación.

| M. Villa España

Rafa Nadal ha vuelto a demostrar que está en buena forma, tanto dentro como fuera de la pista. En una entrevista con el periódico italiano Corriere della Sera se ha explayado sobre su vida, su profesión y sus ideales. Y como el mejor embajador posible, no ha escatimado elogios para su país, dejando de paso algunos recados, como uno muy claro y certero con don Juan Carlos.

La primera declaración de amor a España es que paga su impuestos aquí. "Soy español. Y estoy feliz de serlo. Por supuesto, cuando llega la factura de impuestos, estoy un poco menos feliz. Pero tuve la suerte de nacer en un país de muchas virtudes, lo que me dio una buena vida", responde, aclarando que "me siento profundamente Manacorì, mallorquín, español y europeo. Y me siento cuatro veces afortunado".

 

Le cuesta, eso sí, pronunciarse sobre política, aunque sí tiene algo que decir sobre la actual crisis sanitaria y su deriva económica. “Tenemos que lidiar con ella con respeto. hacia nosotros mismos, hacia nuestros seres queridos, hacia los demás. Y luego con responsabilidad. Y con lógica. La gente muere a causa del virus; pero también puedes morir de hambre. El golpe a la economía fue muy severo. Debemos encontrar el equilibrio entre salud y trabajo, entre salud y protección social. La seguridad es primordial; pero también lo son la libertad y la dignidad”, sentencia el tenista.

Sí que hace una alusión al Rey emérito, con el que siempre ha tenido una buena relación, dejando un recado para todos: "Puede que se haya equivocado; pero recordemos siempre lo que hizo por España".

Le preguntan incluso si cree en Dios, y esta es su contestación: "No lo sé, y no me pregunto. Para mí lo importante es portarme bien, ayudar a los necesitados. Creo en la buena gente. Y si Dios existe, será maravilloso".