| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Aitor Esteban conversa con gesto serio con Sánchez en el escaño del presidente.
Aitor Esteban conversa con gesto serio con Sánchez en el escaño del presidente.

Las "gracietas" de Sánchez acaban con la paciencia del PNV: "Septiembre, examen"

La reinvención populista del inquilino de La Moncloa no ha gustado nada a su socio más fiable, que encara en mayo sus elecciones más importantes. Nuevo tirón de orejas al presidente.

| J.R.V España

No va llegar la sangre al río porque, en palabras de un dirigente del PNV a ESdiario, "a nadie interesa ahora "mover el olivo". Pero el socio más fiable y clave en la moción de censura contra Mariano Rajoy no oculta su creciente hartazago con la deriva de Pedro Sánchez.

Lo resumió gráficamente este domingo con su estillo campechano, el líder peneuvista Andoni Ortuzar. "Más reformas y menos gracietas", clamó ante sus militantes en un acto del partido.

 

El PNV, conocido por su afinidad con varias entidades financieras y eléctricas -BBVA y Iberdrola tienen en Bilbao sus sedes centrales- se ha puesto en guardia ante la deriva populista y la nueva reinvención de Sánchez en el último Debate de la Nación.

Y en una formación que presume de ser "gente de orden", los gestos cara a la galería y los guiños a la base social de Podemos, ERC y Bildu provoca directamente "sarpullidos".

De forma paralela al progresivo acercamiento entre el lendakari Íñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo -fruto de su fluida relación política y personal-, el PNV comienza a preparar las que son sus elecciones más importantes: las municipales y forales de mayo. Cabe recordar que el sistema político vasco se financia a través de las tres diputaciones que gestionan el presupuesto del País Vasco y los dineros del concierto.

 

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

 

Hace meses que el PNV tiene la mosca detrás de la oreja después de que Sánchez haya convertido a Bildu en su nuevo socio preferente. Porque esa "amistad" está sirviendo a los de Arnaldo Otegi como munición preelectoral al grito de que ya no son solamente los diputados peneuvistas los que sacan tajada para los vascos. Y es la primera vez que esto sucede en la historia.

Así que la cúpula nacionalista ha verbalizado su último tirón de orejas al inquilino de La Moncloa. "Septiembre está a la vuelta de la esquina, esperemos que está vez sí aprueben el examen que vamos a hacerle". Y es que es tiempo de precampaña y apoyar a Sánchez parace cada día más tóxico para sus avalistas.