| 13 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La Princesa Leonor ha posado en los jardines del Castillo de San Donato, el que será su nuevo hogar durante los dos próximos años
La Princesa Leonor ha posado en los jardines del Castillo de San Donato, el que será su nuevo hogar durante los dos próximos años

UGT gasta cien veces más en liberados que la Casa Real en estudios de Leonor

Podemos y el PSOE también sufragan buena parte de sus gastos con subvenciones y dinero público, muy por encima del coste total de la Casa Real.

| Yolanda Lorenzo España

 

La salida de la Princesa Leonor rumbo a Gales, donde cursará el bachillerato siguiendo los pasos de su padre cuando estudió en el extranjero, ha desatado la enésima campaña contra la Casa Real y el supuesto coste desmedido que tiene, para las arcas públicas, su mantenimiento. 

Desde comienzos de agosto, Podemos no ha dejado de reforzar su mensaje antimonárquico que, tras la salida de Pablo Iglesias, parecía enfriarse. Su número tres, Lilith Vestrynge, lo dejó claro en una intervención pública centrada en atacar a la heredera: "Espero que no reine, la Monarquía es un proyecto machista", dijo en compañía de otras dirigentes del partido.

Ahora ese mensaje se ha redoblado al iniciar Leonor su estancia en el Atlantic College de Gales, recalcando el coste anual que podría tener cada uno de los dos cursos que, según las previsiones de la Casa Real, piensa hacer en el extranjero antes de retornar a España: entre 60.000 y 75.000 euros, según la fuente consultada.

 

Las redes de transmisión de Podemos, lo que en tiempos se denominó su "guerrilla", se han volcado en esa cifra para estigmatizar a la hija mayor de don Felipe y doña Letizia, con incesantes mensajes ahondando en una misma idea: es un coste inasumible que, además, soportan todos los españoles. El tuit del polémico comunicador Fonsi Loaiza, en tiempos la cara del "Círculo de deportes" de Podemos, los resume a todos:

 

 

No es más que la resaca de una larga presión a la Corona que no ha dejado de arreciar desde que Podemos llegara al Gobierno y, tras un "pacto de no agresión" que al parecer selló con Pedro Sánchez, descubrió que ése era uno de los pocos frentes donde podía marcar diferencias con el PSOE y luchar por un electorado propio.

Desde entonces, no han faltado peticiones públicas en favor de la República de dirigentes como Alberto Garzón o Irene Montero, unida a un incesante intento de amilanar a la Casa Real a través de los problemas fiscales del Rey Juan Carlos, sintetizados en un simple dato: hasta quince veces ha intentado Podemos abrir una comisión de investigación contra el Emérito, la última de ellas la pasada semana. Y siempre sin éxito.

Una Monarquía barata

Sin embargo, y pese a la campaña, lo cierto es que la Casa Real le sale barata a los españoles en términos económicos e institucionales, según el estudio elaborado por ESdiario comparando distintos presupuestos y su destino.

Un solo dato lo dice todo: el sindicato UGT gasta en "liberados", si se entiende por tales a los trabajadores de su plantilla con dedicación exclusiva a la central, cien veces más de lo que cuesta el curso de doña Leonor en el País de Gales.

 

En concreto, la UGT dedico en 2019, último año liquidado cuyo resultado puede consultarse, más de 8.1 millones de euros: en un solo capítulo gastó también, pues, casi lo que tiene adjudicada la Casa Real para toda su actividad, 8.4 millones.

UGT, Podemos y PSOE salen más "caros"

Si se contempla el gasto total del sindicato, la cifra se eleva a cerca de los 20 millones, más del doble del coste de la Corona, de los cuales apenas el 50% procede de la cuota de los afiliados. El resto, de subvenciones, convenios y otros epígrafes relacionados con la Administración.

En el caso de Podemos, la situación no difiere mucho: solo en personal, gastó en 2020, último ejercicio cerrado, una cifra de 5.6 millones de euros que, en buena medida, proceden del erario público: ese gasto supone el 50% de los 11 millones de presupuesto del partido, que en cerca de un 75% procede de subvenciones directas y aportaciones de sus grupos políticos en las instituciones que, a su vez, logran el dinero de la propia Administración.

El PSOE, por último, consigna 12 millones de ingresos de "origen público", fruto con seguridad de las cuotas que ceden al partido sus distintos grupos en Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y en las propias Cámaras.

Pero a esa cifra hay que añadirle la abrumadora maquinaria que, con dinero público, ha puesto en marcha Pedro Sánchez al llegar a La Moncloa: solo en Presidencia, su presupuesto es de 40 millones, casi cinco veces que lo que gasta Felipe VI, incluyendo los estudios de su primogénita.