17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián

Rufián compara a Salvador Illa con un "azucarillo" que se deshace

El portavoz de ERC ha criticado la postura de los socialistas que confiaban en unas rápidas elecciones para mantener el llamado "efecto Illa" y no quemar al candidato.

| A. J. España

Gabriel Rufián sigue viendo la mano del PSC detrás de la paralización del retraso de las elecciones catalanas por parte de la Justicia. De forma provisional, los comicios siguen fijados para el próximo 14 de febrero a falta de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluna se posicione en firme pero el portavoz de ERC cree que si el ministro de Sanidad y candidato a la Presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa, se "deshace como un azucarillo" al posponer los comicios, el "problema es del PSC".

"Estamos hartos de esta contradicción enorme y kafkiana de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, opina diametralmente al candidato del PSC Illa", ha señalado en una entrevista en TVE, tras ser preguntado por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por la que se mantiene la fecha prevista para las elecciones catalanas el próximo febrero a pesar de la situación epidemiológica en la región.

 Rufián ha enfatizado que la decisión del Govern de la Generalitat "no es una decisión política", sino que se rige en "función de datos sanitarios" y, por otra parte, ha argumentado que es una "decisión de todo el arco parlamentario catalán excepto del PSC y Vox, que es un partido por el momento extraparlamentario".

Así, el parlamentario ha comparado la situación con Euskadi y Galicia, dos regiones que pospusieron sus comicios con motivo de la pandemia, con 184 casos por cada 100.000 habitantes cuando "Cataluña triplica esos datos ahora mismo".

En cuanto a los datos, Rufián ha advertido que la estimación es que unas 200.000 personas, entre infectados y confinados, no podrán asistir a las urnas el 14F y, por ello, ha insistido en que están "hartos de que los tribunales decidan sobre la vida política de los catalanes". "Estamos seguros de que si estuvieran Urkullu o Feijóo no habría ningún tipo de problema", ha asegurado.

"Hemos tenido tiempo para intentar hacer otras cosas, voto por correo, ampliar la jornada, pero la cuestión es que el Govern de la Generalitat lo que ha dicho conjuntamente con otras formaciones políticas es que con la que está cayendo no se puede ir a votar", ha insistido para después explicar que "no tiene ningún sentido poner a la gente en riesgo".