| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.
El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

El PP sitúa a Vox en el bando de Sánchez por abstenerse en uno de sus decretos

Los populares acusan a Abascal de ser un "salvavidas" para el Gobierno, que este jueves habría sufrido una derrota importancia en un asunto capital como el del Plan de Recuperación.

| Javier Ruiz de Vergara España

La abstención de Vox en la convalidación del real decreto por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ha sido la noticia política de la jornada.

Puesto que nadie esperaba que la decisión de los de Santiago Abascal acabaría decantando la balanza hasta el punto de salvar al Gobierno de una derrota segura, habida cuenta del voto en contra de uno de sus socios clave en la mayoría Frankenstein, Esquerra.

Consciente de que la abstención de sus 52 diputados iba a generar mucho ruido, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha querido aclarar sus motivos: "Lo urgente es que estos fondos lleguen a los españoles. Cada día hay un autónomo, un hostelero, un comerciante que está cerrando su negocio", ha enfatizado.

Y acto seguido ha remachado que su partido está "en contra" del sistema de reparto diseñado por Sánchez y que su no oposición a que el real decreto sea tramitado como proyecto de ley pretende "introducir enmiendas con mecanismos que impidan que se produzcan irregularidades en la distribución" de esos 140.000 millones de Bruselas. Al tiempo que ha negado que haya existido negociación: "No hemos negociado con nadie. Vox lo hace siempre en función de los mejores intereses de los españoles", ha zanjado.

 

 

Pero, en vísperas de una contienda electoral que va a medir en Cataluña a cara de perro las fuerzas en el centroderecha, el PP se ha lanzado contra Vox. Al más alto nivel, ya que ha sido su número dos, Teodoro García Egea, el que ha liderado el ataque a los de Abascal calificándolos de "salvavidas para Sánchez".

 

De la jugada a tres bandas vista en el hemiciclo -Bildu también ha ayudado al Gobierno- ha querido sacar rédito la vicepresidenta Carmen Calvo en el declarado objetivo de Moncloa de arrinconar a Pablo Casado.

La número dos del Ejecutivo ha aprovechado para agradecer "de manera muy expresa" a todos los grupos que han decidido permitir que el decreto. "El agradecimiento del Gobierno por proteger a los españoles es a todos los que han entendido el mensaje. Hoy se trata de proteger a España", ha argumentando.

Eso sí, durante toda su comparecencia Calvo se ha cuidado de no mencionar a ningún grupo en concreto en su agradecimiento, ni tampoco ha respondido a la pregunta de si el Gobierno ha negociado con Vox su abstención.

"Lamentamos que en el peor momento de a vida de nuestro país el PP no sólo no esté, sino que esté en la destrucción. Hoy los grupos se tenían que jugar si estaban a la altura del problema que tiene España. Habrá pocas veces que la política tiene que ser tan sincera. Se lo agradezco de antemano", ha concluido tras una sesión, la primera desde antes de navidades, en la que ha quedado de nuevo demostrado la máxima clásica: la política hace extraños compañeros de cama.