| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Héctor Gómez
Pedro Sánchez y Héctor Gómez

El PSOE “enchufa” a Héctor Gómez como recompensa por la “purga” de Sánchez

El que fuera portavoz del PSOE en el Congreso, apartado por Ferraz, ha sido “recolocado” como presidente de la Comisión Constitucional del Congreso

| ESdiario España

El PSOE ha cumplido su palabra y decidido “enchufar” a su exportavoz en el Congreso Héctor Gómez en el cargo de presidente de la Comisión Constitucional de la Cámara, un puesto que venía ejerciendo el nuevo portavoz del Grupo Socialista, Patxi López. Una “recompensa” que llega después de la purga de Sánchez entre sus cargos socialistas el pasado mes de julio y que supone una “recolocación” a dedo. 

Ahora, según informa Europa Press, la dirección del grupo ha decidido proponer precisamente a Gómez para que cubra la vacante dejada por López al frente de la Comisión Constitucional, el órgano parlamentario de mayor rango después del Pleno. En concreto, la candidatura de Gómez se votará el próximo martes, en la primera reunión que celebrará la Comisión Constitucional en este periodo de sesiones.

Gómez sucederá así a Patxi López, que presidió el Congreso entre enero y julio de 2016, durante la primera 'legislatura corta', y estaba al frente de la Comisión Constitucional desde julio de 2019. Antes que él, estuvo presidida por el también expresidente del Congreso el 'popular' Jesús Posada, y por el exvicesecretario general del PSOE Alfonso Guerra.

Los partidos reservan las presidencias de comisión para parlamentarios veteranos o miembros destacados de sus formaciones, dado su carácter institucional. Este puesto conlleva un complemento salarial de 1.551,58 euros en concepto de gastos de representación.

En verano de 2021, cuando Gómez sucedió a Adriana Lastra en la Portavocía del Grupo Socialista, se optó por la misma fórmula para compensar a la entonces todavía vicesecretaria general del PSOE. En su caso, fue elegida para presidir la Presidencia de la Comisión del Estatuto de los Diputados, el órgano que se encarga de gestionar las incompatibilidades de sus señorías y de tramitar los suplicatorios que llegan a la Cámara.