08 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La "foto de familia" del frente impulsado por Podemos contra el ministro Ábalos.

Se acabó la diplomacia: Podemos orquesta una campaña de asedio contra Ábalos

Los gestos apaciguadores de Sánchez este miércoles han caído en saco roto. 24 horas después, Iglesias ha organizado una encerrona contra el PSOE con amenaza incluida por la Ley de Vivienda.

| Javier Ruiz de Vergara España

 

Pocas horas después de que Pedro Sánchez instara a Podemos a "bajar los decibelios"; y en el mismo escenario, el Congreso de los Diputados, de la llamada del presidenta a la tregua; el PSOE ha recibido cumplida respuesta de su socio de coalición. Aunque tal vez no ha sido la que esperaban en Moncloa.

La Ley de Vivienda se ha convertido en la línea roja de la batalla que mantienen socialistas y morados, y Pablo Iglesias ha vuelto a demostrar este jueves que, en este frente, no está dispuesto a ceder ni un milímetro en sus exigencias y en su empeño de desautorizar al ministro competente en la materia, José Luis Ábalos. Y todo en vísperas de una cumbre al más alto nivel con el propio Sánchez para desencallar el asunto.

Así que la táctica de Podemos ha sido la de la agrupación de fuerzas. Ha constituido y escenificado un gran frente común contra el PSOE alistando a todos los miembros -salvo el PNV- de la coalición Frankenstein y varios colectivos sociales afines. Y todos unidos amenazan al PSOE con presentar una ley alternativa a la que ultima Ábalos.

 

 

Así, Unidas Podemos, Esquerra, Bildu, Más País, Junts, Compromís, Nueva Canarias, CUP y BNG han firmado el manifiesto propuesto por distintos colectivos por el derecho a la vivienda, entre los que se encuentran el sindicato de inquilinos o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, próxima a Podemos y los Comunes, para exigir a Ábalos que su proyecto de ley garantice el acceso a una vivienda "digna y adecuada" y regule el precio de los alquileres.

En el manifiesto, los firmantes denuncian que "la nueva Ley de Vivienda será papel mojado si no se protege y garantiza de manera efectiva el derecho en todo el territorio". "No debemos dejar escapar la oportunidad que brinda la elaboración de la primera ley estatal en la materia para conseguir un avance histórico en la cobertura de este derecho fundamental". 

 

Tras la firma, una de las portavoces del sindicato de inquilinos de Cataluña, Carme Arcarazo, ha acusado al PSOE de haber "dinamitado el acuerdo con Podemos y con otros grupos". "La pregunta es qué ha pasado desde que firmaron el último acuerdo, ¿qué presiones reciben? El conflicto no lo tienen solo con Podemos, sino con millones de familias que viven de alquiler", ha advertido.

 

 

El ministro José Luis Ábalos, este jueves en un acto de su departamento en La Rioja.

 

Mientras Pablo Echenique encabezaba la exhibición de fuerza de Podemos, Ábalos ha reiterado su negativa a ceder ante las exigencias de Iglesias. Y ha defendido que la próxima Ley de Vivienda "trabaje por frenar subidas abusivas, pero no por el intervencionismo general".

"Estamos tratando de proteger a los más vulnerables y tenemos bastantes herramientas para que no se incurra en abusos, pero se trata de eso. No hay en ningún caso ningún acuerdo que hable de intervencionismo en el mercado allá donde no se producen abusos", se ha defendido el ministro, de visita a la localidad riojana de Alfaro.

Ábalos ha querido salir al paso de las críticas surgidas en torno a la norma. "He llegado a escuchar que yo consideraba la vivienda como un bien de mercado, pero lo cierto es que siempre la he defendido como un derecho", se ha defendido.

"El PSOE, y yo como ministro, estamos comprometidos con la literalidad de los acuerdos de Gobierno, en donde también se habla de intervenir en las zonas tensionadas para limitar los alquileres abusivos, y hay que cumplir ese compromiso", ha querido zanjar Ábalos. Mientras, en el Congreso, Podemos le lanzaba un nuevo torpedo.