27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los líderes de Comisiones y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.
Los líderes de Comisiones y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.

UGT y Comisiones convocan su primer pulso contra Sánchez con protestas el 11-F

Se confirma la pinza entre Podemos y los sindicatos. Álvarez y Sordo asumen la agenda de Iglesias con el SMI y la reforma laboral y agitarán la calle en el primer desafío al Gobierno.

| Javier Ruiz de Vergara España

 

Los dos socios del Gobierno progresista han exhibido en las últimas 48 horas quiénes son sus aliados. El lunes, la vicepresidenta económica Nadia Calviño presentó su plan de reformas al Eurogrupo con elogios del presidente del organismo por su "rigor y realismo".

Este martes, los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, con la misma agenda económica, fiscal y laboral que trata de imponer Podemos en Moncloa, han oficializado su primer pulso a Pedro Sánchez.

 

El desafío anunciado por Pepe Álvarez e Unai Sordo no es anecdótico. Será el próximo 11 de febrero cuando los sindicatos convocarán sus primeras concentraciones -obligado el formato por la pandemia- contra el Ejecutivo. Y esgrimirán las mismas exigencias que Pablo Iglesias no ha logrado imponer a Calviño: la subida del salario mínimo, la congelación de la reforma de las pensiones y el arranque del proceso de derogación de la reforma laboral del PP.

En el asunto de las pensiones, Podemos se marcado un éxito ya que la portavoz del Gobierno ha confirmado que Calviño no ha incluido el incremento del cómputo a los 35 años en su plan a Bruselas.

Llama la atención el movimiento sindical -en permanente coordinación desde hace semanas con la cúpula morada- ya que en la hoja de ruta que Calviño trasladó este lunes al Eurogrupo que preside el Paschal Donohoe (el candidato apoyado por los países frugales) incluye la congelación del SMI y los primeros borradores del pensionazo en el que trabaja el ministro José Luis Escrivá.

Sordo y Álvarez han anunciado lo que han bautizado como "un proceso de movilización" para el próximo 11 de febrero ante las distintas delegaciones del Gobierno en todas las provincias para pedir la subida del Salario Mínimo  y la derogación de las reformas laboral y de pensiones.

 

"Damos un pistoletazo a esta movilización con la idea de ver cómo van evolucionando los elementos de reivindicación del sindicato", ha advertido el líder de Comisiones, que ha dejado claro que, junto con la política sanitaria, es necesario ir poniendo el foco en la situación que se va a generar pospandemia.

Desde su punto de vista, "es el momento de reforzar y recuperar una agenda social en España" y una mesa de diálogo en materia de negociación colectiva y de relaciones laborales y de reforma laboral, "que se quedó parada en el mes de febrero y de la que se tenían trabajos muy adelantados".

 

La vicepresidenta económica Nadia Calviño, este lunes, presentando su plan de reformas en el Eurogrupo.

 

"Los mensajes que tienen que lanzarse a Europa son totalmente compatibles con la corrección de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, que en nuestra opinión son todos", ha subrayado Sordo, tras dejar claro a la vicepresidenta Calviño que no van a admitir derechos de veto en las negociaciones sobre la reforma laboral. "No se puede volver a mandar el mensaje de que si no hay acuerdo social no se toca nada, porque eso es dar veto".

Por su parte, el líder de UGT ha subrayado que había un compromiso de ir subiendo el SMI hasta llegar al 60% del salario medio -como defiende Iglesias en su llamado escudo social- y se acordó "que no se iba a quedar nadie atrás".

"Las organizaciones sindicales hemos dado un claro ejemplo de saber estar, de defender a los más débiles y de trabajar par unir al país en una situación tan dramática como la que hemos vivido y estamos viviendo en relación con la pandemia", ha advertido Álvarez. Como todos sus antecesores, Pedro Sánchez tiena abierto ya su frente sindical. Fuego amigo.