| 08 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, en su comparecencia de este jueves.
Pedro Sánchez, en su comparecencia de este jueves.

Sánchez se choca con la realidad y lanza un plan urgente multimillonario

La Moncloa adelanta 2.800 millones a las autonomías, inyecta 14.000 millones en distintos sectores con exenciones fiscales añadidas y destina casi 4.000 a la Sanidad.

| M.B España

El gobierno progresista ha chocado con la cruda realidad del coronavirus. Tras dos semanas de perfil, minusvalorando la amenaza, la irrupción de plano de la pandemia en España ha obligado a Pedro Sánchez a enterrar su programa electoral, afrontar prioridades y aprobar un gasto multimillonario para atajar las consecuencias desastrosas del caos que amenaza a la salud y a la economía nacional.

Este plan de choque incluirá el aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias por un plazo de seis meses sin intereses, con una inyección de 14.000 millones de euros en liquidez a pymes y autónomos. También contempla una línea de crédito de 400 millones para el sector turístico y una transferencia de 2.800 millones para las comunidades autónomas. Movilizará 18.225 millones en total.

Tras un Consejo de Ministros extraordinario, sacudido además por el contagio de la ministra Irene Montero -que ha obligado al Gobierno a someterse a las pruebas y a Pablo Iglesias a someterse a la preceptiva cuarentena, Sánchez ha comparecido (sin periodistas en La Moncloa) para detallar este primer paquete de iniciativas.

En concreto, 2.800 millones van a ser transferidos de forma urgente a las Comunidades Autónomas. El grueso de las ayudas será para las pymes y autónomos y  los principales sectores afectados por la crisis. Habrá una prórroga de seis meses en el pago de las cotizaciones.

"Muchas pymes solventes se van a ver afectadas por la crisis y la suspensión de actividades. Los pedidos y clientes volverán cuando el coronavirus haya pasado, pero tenemos que apoyar a los autónomos para que sobrevivan de la mejor manera. Vamos a otorgar aplazamientos y fraccionamientos de sus obligaciones tributarias por un plazo de seis meses sin intereses", ha adelantado. Además, el plan prevé ayudas y flexibilidad en lo slots en el sector turístico y el sector aéreo, entre otras iniciativas.

"Esto es un primer paquete de medidas urgentes de las que vamos a poner en marcha de manera inmediata, pero no serán las únicas", ha dicho. "Conseguiremos vencer al virus, no les quepa duda, y a sus efectos sanitarios y económicos", ha enfatizado Sánchez.

El presidenta ha querido enfatizar que  esta primera inversión busca proteger la actividad médica y hospitalaria garantizando el suministro de material sanitario, así como la atención social directa a las familias, junto a medidas de apoyo a sectores productivos, especialmente turismo y transportes. "Hay que superar la tormenta con los menores estragos", ha afirmado.

Además, se va a dotar una línea específica de financiación de 400 millones de euros destinada a las empresas y autónomos del sector turístico, transporte y hostelería. También se ampliará la protección de los trabajadores fijos discontinuos del sector turístico, de forma que las bonificaciones cubran los meses de febrero a junio de 2020.

Y no ha querido dejar pasar la oportunidad de lanzar un mensaje a la oposición. "La respuesta económica a esta emergencia se vería facilitada si pudiésemos contar con unos Presupuestos Generales del Estado, que resultan cada vez más urgentes y con esta crisis los convierte en apremiantes".

La situación en Madrid

Por otro lado, preguntado por la situación en Madrid, Sánchez no ha descartado ninguna posibilidad en cuanto a las medidas a adoptar. De hecho, y al ser cuestionado por la opción de decretar el estado de alarma, no ha dicho que no y ha dejado claro que "la situación no es estática" y que tomará las decisiones que hagan falta, cuando hagan falta y donde hagan falta.

Tampoco ha negado que el Gobierno pueda verse obligado a cerrar Madrid. Y en relación con este último, ha rechazado que esté habiendo "discrepancias", dejando claro que la cooperación está siendo "muy franca" y que solo puede tener palabras de reconocimiento para el personal sanitario de Madrid, la Consejería de Sanidad y el Gobierno regional en su conjunto.