| 20 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El representante de Ciudadanos, Toni Cantó
El representante de Ciudadanos, Toni Cantó

Toni Cantó deja en evidencia la última mentira de la política fiscal de Sánchez

El diputado de Ciudadanos en las Cortes Valencianas ha destacado el nuevo golpe de Sánchez a los bolsillos de los pequeños empresarios. Algo que aseguraron que no pasaría.

| A. J. España

El Gobierno ha repetido hasta la saciedad que su política fiscal "progresiva" nunca afectaría a las clases medias ni a las pequeñas empresas, pero parece que la realidad es bien distinta. Uno de los nuevos impuestos aplicados por el Ejecutivo, la llamada 'tasa Google', que se vendió como solución para que las grandes multinacionales también tributasen en España, tendrá un efecto colateral en el pequeño tejido empresarial de nuestro país, ya muy castigado por la pandemia y el representante de Ciudadanos, Toni Cantó ya se ha hecho eco de ello para poner en evidencia la última mentira del Gobierno de Sánchez.

El diputado en las Cortes Valencianas ha recordado el día en el que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero aseguraba en el Congreso de los Diputados que "el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales nos acerca a la fiscalidad del siglo XXI y no recaerá sobre pymes y autónomos".

 Sin embargo, también ha recogido la noticia publicada por El Confidencial en la que se asegura que Amazon ya carga sobre las pymes españolas la tasa digital del 3% aprobada por el Gobierno. Según el digital, más de 9.000 empresas españolas se verán afectadas y tendrán que decidir si pueden permitirse asumir ese coste o traspasarlo al cliente final, una vez que la multinacional ha decidido subir la tarifa a las empresas que utilizan sus servicios para compensar la tasa.

Por ello, el dirigente naranja, a través de su cuenta de Twitter, ha confrontado ambas informaciones, para señalar que "este Gobierno no acierta ni una". "Nos gobiernan incompetentes", ha dicho.

 

 

Pero no es este el único problema al que se enfrenta España con esta tasa, sino que también tiene abierta una brecha con Estados Unidos al respecto ya que este impuesto es, según las autoridades estadounidenses, discriminatoria con sus empresas, por lo que ya están estudiando las medidas a adoptar.

Según un informe elaborado por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, esta tasa, aprobada en España y también en Austria y Reino Unido, es "incompatible con los principios de tributación internacional", ya que además, "restringe el comercio estadounidense".

La OCDE ya advirtió que la introducción unilateral de estos impuestos digitales podría desencadenar represalias por parte de otros, haciendo retroceder la situación "no solo a una 'guerra fiscal', sino a una 'guerra comercial' que sería mala para todos". Pero Sánchez ha seguido adelante con la medida y los primeros perjudicados han sido los pequeños empresarios españoles.