| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Fernando Simón
Fernando Simón

María Romay, la discreta mujer en la sombra del polémico Fernando Simón

Simón ha sido la cara visible de la pandemia desde que se desató, pero muy poco o nada, se sabe de la mujer que le acompaña desde hace años.

| ESdiario España

Fernando Simón siempre ha sido un hombre discreto en lo que a su vida privada se refiere, pero este fin de semana rompió la tradición para acudir a Villafeliche, la localidad zaragozana que le ha condecorado, para llegar con toda su familia. Y no podía faltar su esposa, María Romay Barja, que siempre ha mantenido un perfil bajo a pesar de serexperta en epidemias y en enfermedades tropicales.

La pareja reside en una casa unifamiliar en Alameda de Osuna, un barrio en el madrileño distrito de Barajas, que no es especialmente de los de clase más baja, pues las raíces de María tampoco es humilde. De familia gallega, se crio cerca del madrileño parque de El Retiro, pero pronto sufrió un revés ya que su padre, capitán de las Fuerzas Armadas, murió en acto de servicio en 1969.

 Además, María tiene otro parentesco 'famoso' ya que José Manuel Romay Beccaría, quien fuera diputado, consejero de la Xunta de Galicia, presidente de la Diputación de La Coruña y ministro de Sanidad en el primer gobierno de José María Aznar, también forma parte de su familia.

A pesar de licenciarse en periodismo, pronto decidió que aquello no era lo suyo y en esa misma época conoció a Simón, en las fiestas de su pueblo, donde ella tenía familia, por lo que su carrera profesional pronto tomó derroteros similares. Hicieron parada en Burundi, en 1990, con la asociación Medicus Mundi y el ahora portavoz sanitario la acompañó pues era médico en el hospital de un pequeño, Ntita.

Y así se ha recorrido medio mundo, Kenia y Somalia fueron las paradas africanas, para después poner rumbo a otros destinos mucho menos exóticos, ya que se trasladó a La Habana para colaborar con Médicos Sin Fronteras. Después la 'gira' continuó por Inglaterra, para volver a los orígenes africanos en Mozambique.

Traslado a Madrid

Posteriormente, la viajera María Romay se trasladó a Guatemala y despúes se dedicó a diseñar de proyectos en el Magreb y Oriente Medio como responsable en la Fundación Paz y Solidaridad, aunque desde 2003 ya vivían en Madrid.

De hecho, desde 2007, esta experta en enfermedades tropicales, trabaja para el Instituto de Salud Carlos III, donde ha desempeñado todo tipo de labores que van desde la docencia y la investigación hasta la gestión de las redes sociales de la Red de Investigación Cooperativa en Enfermedades Tropicales (RICET), su actual puesto.