| 11 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, en su visita a Ceuta durante la crisis migratoria del mes de mayo
Sánchez, en su visita a Ceuta durante la crisis migratoria del mes de mayo

El PP urge al Gobierno a espabilar para impedir otro choque con Marruecos

Con la presión migratoria sobre Melilla 'in crescendo', los populares exige al nuevo ministro de Exteriores que no aplace más la recomposición de relaciones con las autoridades marroquíes.

| Y. L. España

La crisis está aplacada pero sigue latente. Marruecos no ha relajado ni un ápice las tensiones con España, soterradas ahora pero existentes, como prueban los asaltos constantes y crecientes a la valla fronteriza en Melilla en los últimos días. De ahí que desde el PP se haya urgido al Gobierno de Pedro Sánchez a reaccionar y a trabajar de inmediato en un entendimiento inevitable con las autoridades marroquíes. 

Todo ello, en medio de una crisis desatada entre PP y Vox, después de que el pleno de la Asamblea de Ceuta declarase a Abascal 'persona non grata' con la abstención de los populares, una postura ratificada por el presidente ceutí, pero que no implica, en ningún caso, la aceptación de la actuación de Moncloa.

En concreto, la portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Valentina Martínez, ha emplazado al Ejecutivo a recomponer cuanto antes las relaciones con Marruecos, un vecino "estratégico" con el que hay que abordar asuntos clave como la inmigración o la colaboración en materia de seguridad. A su entender, cuestiones de este calado "no pueden esperar a septiembre".

 

Así se ha pronunciado coincidiendo con la citada presión migratoria en las fronteras como la de Melilla, donde el jueves se produjo el salto a la valla de más de 200 inmigrantes de origen subsahariano. El viernes, las fuerzas de seguridad marroquíes abortaron un intento de acceso de 150 personas por la misma valla de la ciudad autónoma.

Martínez ha criticado que en las dos semanas que el nuevo ministro de Exteriores, José Manuel Albares, lleva al frente del Departamento no haya hecho "ningún esfuerzo para visualizar" que intenta "arreglar" esa relación con Rabat, más allá de la frase llamando a ese país "gran vecino y amigo" en su toma de posesión.

"Si el amigo Marruecos es fundamental, esperábamos que en la primera semana se pusiera manos a la obra. Pero no", ha censurado la diputada gallega del PP, que ha echado en cara a Albares que tenga intención de "irse de vacaciones" en agosto cuando hay asuntos candentes pendientes de solucionar.

Hacer ver que se quiere mejorar la relación

Martínez ha subrayado que la relación con Marruecos es un tema "urgente", teniendo en cuenta además que está "cortada la Operación Paso del Estrecho" y se están produciendo saltos a la valla de Melilla. Por eso, ha dicho que el Gobierno debería tener "algún gesto importante" y visualizar que se quiere "mejorar" la relación con el país vecino.

"Es llamativo que con la urgencia que tienen algunos temas de política exterior que hay sobre la mesa, como recuperar la relación con Marruecos, el ministro no haya dedicado ni un segundo de su tiempo", ha abundado.

 Es más, ha subrayado que Albares debería comparecer en el Congreso cuanto antes para explicar en la sede de la soberanía nacional cómo va a abordar el "dosier marroquí" y cómo va a afrontar "una crisis que sigue abierta y supurando". A su juicio, las relaciones con Rabat "están deterioradas desde mucho antes" de que el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, entrase en España, recordando que todo comenzó con la suspensión 'sine die' de la reunión de alto nivel.

Martínez ha señalado que Albares se ha dedicado hasta ahora a viajar a Londres y cambiar el organigrama de Exteriores, incluyendo secretarios de Estado y organización interna, como la recuperación de la Secretaría de Estado de Iberoamérica.