03 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Miguel Ángel Blanco, en una imagen icónica.

Se va a su casa el amigo de Otegi que participó en el crimen de Miguel A. Blanco

El ex concejal batasuno Ibon Muñoa Arizmendiarrieta sólo ha cumplido 20 de los 33 años a los que fue condenado por la Audiencia Nacional.

| N.C. España

Miguel Ángel Blanco tenía veintinueve años cuando ETA lo secuestró el 10 de Julio de 1997, cuarenta y ocho horas después apareció herido de muerte con dos tiros en la cabeza en la localidad guipuzcoana de Lasarte. Era el secuestro número 78 de la banda terrorista ETA desde 1970, el número 10 de los secuestrados asesinados. El número 778 en la macabra nómina de muertos de la terrorífica organización.

 

Tan vil asesinato provocó la aparición del llamado espíritu de Ermua, con el que buena parte de la sociedad vasca, a excepción de los nacionalistas y abertzales, superaron su miedo y alzaron su voz contra la banda asesina.

23 años después de aquel execrable crimen, uno de los cómplices del asesinato de Miguel Ángel Blanco ha quedado este domingo en libertad. Se trata del ex concejal de HB Ibon Muñoa Arizmendiarrieta.

 

Así colaboró el edil batasuno con los asesinos de Miguel Ángel Blanco

Tal y como quedó probado durante el juicio al que fue sometido en la Audiencia Nacional, Ibon Muñoa alojó en su casa y ofreció su vehículo a Irantzu Gallastegui, Francisco Javier García Gaztelu y José Luis Geresta, los autores materiales del secuestro y asesinato del joven concejal del PP.

 

El tribunal condenó al ex edil batasuno a 33 años de prisión, pero sólo ha cumplido 20 entre rejas. a la salida de la prisión de Córdoba donde cumplía su pena, se ha producido una escena humillante para la memoria de Miguel Ángel Blanco y para todas las víctimas de los asesinos etarras: ha sido recibido por familiares y amigos que mostraban ikurriñas y carteles reclamando el regreso de los presos "a casa".