23 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso.
Isabel Díaz Ayuso.

El éxito del "método Ayuso" arruina los planes del PSOE para tomar Madrid

La izquierda, rendida a la evidencia del buen resultado de los test de antígenos y los confinamientos por áreas, ya no habla de moción de censura. Es más: directamente no habla de Madrid.

| Ana Isabel Martín España

La izquierda llegó a pedir un 155 para la Comunidad de Madrid, que no fue tal pero sí se tradujo en un decreto de estado de alarma del Gobierno de Pedro Sánchez para que los madrileños no escaparan en el puente del 12 de octubre, y contra la voluntad de Isabel Díaz Ayuso

De aquello, de aquel famoso "la paciencia tiene un límite" de Salvador Illa, hace poco más de un mes, aunque no lo parezca. El PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid, que desde la vuelta del verano se dedicaron a criticar -cuando no directamente a criminalizar- la gestión del Ejecutivo del PP y Ciudadanos, han dejado de hablar misteriosamente de la Comunidad de Madrid. Y sobre todo de la moción de censura con la que tantas veces amagaron, con el fin último de tomar el poder.

O no tan misteriosamente, porque para los populares es evidente que tiene que ver con la mejoría de las cifras. En cualquier caso, lo cierto es que la región gobernada por Díaz Ayuso ha pasado de ser el foco de casi todas las atenciones del Gobierno de Pedro Sánchez -para mal- a pasar casi desapercibida.

Ya no hay tantas preguntas en las ruedas de prensa de Fernando Simón sobre Madrid, Salvador Illa apenas menciona la comunidad que hasta no hace tanto le provocaba desvelos (eso decía) y tampoco Adriana Lastra saca el tema en el Congreso. Ella que no hace tanto afirmaba: "En la Comunidad de Madrid no hay coherencia, ni seriedad, ni responsabilidad".  

Todo para no reconocer que, aunque no contaban con ello, el método Ayuso de test de antígenos y confinamientos perimetrales por zonas básicas de salud funciona. Un método que Más Madrid llegó a tildar de "apartheid demográfico".

La Comunidad de Madrid dio este viernes las últimas cifras del coronavirus, a la vez que levantaba las restricciones de movilidad en 10 zonas básicas de salud a partir del lunes y dada su buena evolución epidemiológica (hay 30 con limitaciones, no obstante.

El equipo capitaneado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha conseguido que la curva de incidencia acumulada (casos por cada 100.000 habitantes en los 14 días previos) baje hasta niveles de mediados de agosto. Concretamente se sitúa en 324,38 casos, solo por detrás de Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias.

En algunas zonas básicas de salud el descenso del último mes es espectacular. En Guadarrama, que en esta misma semana de octubre tenía una incidencia de 967 casos por cada 100.000 habitantes, ahora está en 312 (la bajada es del 67,7%). En Rafael Alberti, perteneciente al distrito caliente de Puente de Vallecas, ha pasado de 621 a 303 (-51,2%). En Virgen de Begoña, dentro del distrito de Fuencarral-El Pardo, de 788 contagios por cada 100.000 habitantes ahora están en 410 (-47,9).

 

A mayores, esta semana el Gobierno ha acabado dando su brazo a torcer en una vieja reivindicación de la presidenta madrileña: España pedirá pruebas PCR negativas a los viajeros que lleguen a Barajas o a cualquier otro aeropuerto desde los países de riesgo. 

El Gobierno central ha comprado cinco millones de los mismos test de antígenos que usa Madrid

No solo eso. Aunque discretamente, el Ejecutivo también se ha rendido a los test de antígenos y hace unas semanas compró cinco millones de ellos al mismo fabricante que provee a la Comunidad de Madrid, la farmacéutica Abbott. Ello después de haber puesto en tela de juicio la efectividad de estas pruebas para la población en general porque, según declaró Simón en una ocasión, "un test de antígenos no es lo mismo que una PCR".

Cuando la curva madrileña comenzó a descender, desde algunas terminales socialistas empezaron a insinuar que el Gobierno regional podía estar maquillando las cifras. Aquello cayó por su propio pie y a los pocos días las insinuaciones cesaron.

Salvo en el caso de la Generalitat de Cataluña, que en su pique con Madrid (tiene una incidencia acumulada actual de 574,19 casos por 100.000 habitantes, 250 casos más) sigue embarrando el terreno: "Cualquier dato que viene de Madrid lo ponemos en cuarentena", señaló el lunes el secretario general de la Consejería de Salud, Marc Ramentol.

Cómo será para que el infectólogo Oriol Mitjà, que durante meses fue el experto de cabecera de Quim Torra (y le ayudó con la desescalada), ha confesado que le gustaría trabajar en Madrid y que Cataluña debería seguir su método. "Ayuso ha lanzado una estrategia de testeo masivo y le está dando resultado sin tener que cerrar la economía", celebró en una entrevista en TV3

Ahora que las cifras acompañan a Díaz Ayuso (aunque la situación siga sin ser para alegrarse), la nueva arma arrojadiza de la oposición ya no es la incidencia acumulada sino el nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal.

La Consejería de Sanidad ha comunicado esta semana que empezará con una plantilla cercana a los 700 sanitarios y las 300 camas, y el jueves se abrió el plazo para las inscripciones voluntarias. Díaz Ayuso acusa a el PSOE y sus aliados de estar llevando a cabo una "campaña difamatoria" contra un hospital "de todos y para todos" jamás vista.