08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Díaz Ayuso durante la entrevista.

Entrevista a Ayuso: "Madrid sería Caracas II con un gobierno del PSOE y Podemos"

A dos semanas del 4-M, y disparada en las encuestas, la candidata del PP se sienta a hablar de su proyecto de libertad con ESdiario. Y presume: "Somos un gobierno molesto para Sánchez".

| Gonzalo Bans España

 

 

 

El 4 de mayo se juega el todo o la nada. El ser o no ser. Seguir dos años más en la Puerta del Sol, a la espera de nuevas elecciones, o dejar paso a un gobierno de izquierdas que, a su juicio, implicaría que “las empresas se irían masivamente”. Es más, si el PSOE acaba gobernando en coalición con “el apellido comunista”, es decir, con Podemos, “empezarían a fomentar la okupación, la intervención de los precios del alquiler y apretar las tuercas a los empresarios. Sería Caracas II”, pronostica.

Son las primeras reflexiones de Isabel Díaz Ayuso a dos semanas justas de las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. En esta entrevista a ESdiario confiesa que no se reúne ni habla con Sánchez desde la famosa llamada de finales de septiembre de 2020 en la que le dijo que iba a imponer el estado de alarma en Madrid.

¿Que por qué se lleva mal con el presidente del Gobierno, o el presidente mal con ella? “Porque somos un gobierno molesto y un proyecto político que va en dirección contraria a ese plan que tiene Sánchez para España que es destrozarlo todo, poco a poco, mientras él se mantiene en las instituciones sin despeinarse…”, responde contundente.

¿Hablar con Iglesias?, ¿Qué tengo que buscar ahí?

Si el otro día afirmó que con Pablo Iglesias no se tomaría ninguna caña, hoy nos aclara el porqué de su negativa, siquiera, a dialogar con el hasta hace semanas vicepresidente de Derechos Sociales: “El PSOE está en las antípodas de mis convicciones y podría buscar puntos de entendimiento. Pero es que con Pablo Iglesias no tendría ni siquiera para tomarme una cerveza porque probablemente estaría arruinada. Gente que vive en otros sistemas y lleva la maldad casi en todos sus planteamientos, ¿qué tengo que buscar ahí?”, se pregunta.

Reivindica en su charla con este periódico su “derecho a gobernar sola, en libertad”. “Algo que, por ahora, no ha podido hacer”, añade. Pero de ese anhelo le separan 69 escaños o, mejor dicho, unos 8 ó 9, ya que todas las encuestas apuntan a que acaricia la mayoría absoluta. Por tanto, sobre un hipotético pacto con Vox no cierra las puertas: “Si tengo que hacer una lista de partidos con los que me tengo que entender, antes lo haría con Cs y con Vox que con el PSOE o con Podemos, que sería imposible”.

 

No llama a Ángel Gabilondo por su nombre sino como “el candidato de Sánchez”, confirmando que su duelo en la región es contra el presidente del Gobierno. Ante las amenazas de éste de armonizar impuestos en nuestro país, es decir, forzar a Madrid a subirlos, su respuesta es clara: “Vamos a hacer varias cosas. Primero, tramitar reformas legislativas para proteger la autonomía fiscal de Madrid. Luego aumentaremos las bonificaciones del impuesto de donaciones y sucesiones entre tíos y sobrinos y entre hermanos. Y, después, vamos a presentar una reforma histórica del IRPF de medio punto en todos los tramos, además de eliminar trabas burocráticas de la ley del suelo”, enumera.

Una política que da gusto entrevistar por el mero hecho de que no piensa lo que dice, sino que dice lo que siente. Como que se pondría sin dudarlo la vacuna de Astrazeneca; es más, incluso dejaría que le inyectaran la rusa, la de Sputnik, porque “por lo que se está viendo, también tiene un porcentaje elevado de protección. Si la Consejería de Sanidad emite un informe favorable, lo haría. No pediría algo para los demás que no quisiera para mí”, explica.

Yo estoy gobernando y soy una realidad. Así es fácil ser escuchada

Ayuso está consiguiendo para el PP de Madrid algo que esta formación no logra a nivel nacional: aglutinar el voto del centro derecha, ganando votos de Ciudadanos y de Vox. ¿Por qué Casado no lo consigue? “Quizás porque yo estoy gobernando y soy una realidad. Cuando eres una realidad es más fácil ser escuchado”, contesta echando un capote al presidente de los populares.

“Ahora toca el hoy y es salvar Madrid”, se zafa cuando le preguntan por el futuro de España y de Casado, aunque augura que el 5 de mayo se abrirá un nuevo escenario en la política nacional. En cualquier caso, ella se queda en Madrid. “Espero hacer las cosas bien, me gustaría seguir aquí, cumplir mi programa electoral. Y ya con esto, al cielo; de Madrid al cielo”, concluye.