30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los ministros Grande-Marlaska y Campo en el Congreso.
Los ministros Grande-Marlaska y Campo en el Congreso.

El último indultado en contra del juez solo había intentado robar un parquímetro

El Gobierno rara vez desoye la opinión del tribunal sentenciador, como va a pasar con los presos del procés. Aunque hicieran algo mucho más grave que golpear una máquina de la ORA.

| Ana Martín España

 

El Ministerio de Justicia solía presumir de que rara, muy rara vez, concedía un indulto en contra del criterio del tribunal sentenciador... hasta ahora, cuando Pedro Sánchez está decidido a hacerlo con nueve presos del procés pese a la firme oposición del Tribunal Supremo.

Que es, precisamente, lo que abre la puerta a los partidos a futuros recursos. Tanto el PP como Vox y Ciudadanos han anunciado, de hecho, su intención de hacerlo si les es posible. Aunque lo más inminente es la concentración que unirá a los tres partidos este domingo en la madrileña plaza de Colón.

La "magnanimidad" del presidente es inédita

Para ver hasta qué punto la situación es excepcional y la "magnanimidad" del presidente absolutamente inédita basta un dato. En el segundo semestre de 2020 (últimos datos que tiene cerrados Justicia), el Consejo de Ministros concedió 18 indultos, todos parciales, y se denegaron 1.646, según datos del Ministerio de Justicia a los que tuvo acceso ESdiario.

Solo en uno de los indultos concedidos había un informe desfavorable del tribunal sentenciador. Se trataba de un hombre que había forzado un parquímetro para robarlo. Ni siquiera pudo sacar una sola moneda de la máquina de la ORA, sino que fue un delito contra el patrimonio en grado de tentativa. 

La pena le fue conmutada por trabajos comunitarios

De hecho el ministerio fiscal sí se mostró favorable al indulto y sugirió que se conmutara la pena por trabajos en beneficio de la comunidad, como así lo decidió el Gobierno finalmente, según las mismas fuentes. En este caso pesaron más la "situación familiar" y a que el delito no era "de una excesiva gravedad". 

Por tanto el último caso nada tiene que ver, ni de lejos, con los graves delitos de sedición y malversación por los que fueron condenados los 12 líderes independentistas que no huyeron de España y fueron juzgados por el Supremo. El mismo tribunal que ahora se opone firmemente a que sean indultados. 

Desde Justicia recuerdan que los informes del tribunal sentenciador y del ministerio fiscal "no son vinculantes", y que de hecho si lo fueran la del indulto ya no sería una decisión enteramente del Ejecutivo.

En 2016 el Gobierno de Mariano Rajoy concedió 27 indultos; en 2017 fueron 26; en 2018 (el año de la moción de censura) solo 17; en 2019 el Ejecutivo de Pedro Sánchez dio su visto bueno a 39; y en 2020 fueron 28.

Indudablemente los nueve del procés van a subir en este 2021 la media anual. Tal y como adelantó Carmen Calvo el jueves, los informes personalizados del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, están al caer más pronto que tarde. 

El mismo ministro de Justicia que hace unos años, siendo portavoz del PSOE en la materia pero en la oposición, defendía una proposición de ley para endurecer los requisitos para conceder indultos. Entre ellos, vetarlos para los delitos relacionados con la corrupción (y la malversación lo es).