| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rajoy durante la Junta Directiva Nacional.
Rajoy durante la Junta Directiva Nacional.

Rajoy apuesta sobre seguro con sus primeros nombramientos en el PP

El líder de los populares accede a que Patxi López presida la Mesa del Congreso para tender puentes y reelige a Pío García Escudero como presidente del Senado. Los portavoces siguen.

| A.I.M. España

Nuevos tiempos, casi idénticas caras. Mariano Rajoy estrena la legislatura con unos nombramientos en los que apuesta por la continuidad para un tiempo convulso de negociaciones con vistas a La Moncloa.

El presidente de los populares reunió a la Junta Directiva Nacional de su partido, horas antes de la constitución de las Cortes, para comunicarles sus primeras decisiones. La más importante, acceder finalmente a que el socialista Patxi López presida la Mesa del Congreso a cambio de quedarse con la Vicepresidencia primera y tercera, que recaerán en Celia Villalobos (repite) y la exalcaldesa de Ciudad Real Rosa Romero; y una Secretaría, para Alicia Sánchez Camacho.

Con esta concesión (tampoco le quedaba mucho margen de maniobra), Rajoy deja clara su buena voluntad con vistas a la negociación para la formación de un Gobierno al que por primera vez abrió explícitamente la puerta al PSOE y Ciudadanos. Eso sí, siempre que lo presida el PP.

Repetirá como presidente del Senado Pío García Escudero, y como portavoces en el Congreso y en el Senado también vuelve a apostar por Rafael Hernando y José Manuel Barreiro. Sigue asimismo el secretario general del grupo parlamentario en la Cámara Baja, José Antonio Bermúdez de Castro, y su homólogo en la Cámara Alta será Javier Arenas.

Como vicepresidente del Senado Rajoy ha elegido al expresidente de La Rioja, Pedro Sanz, que abandonó el cargo tras las elecciones de mayo -que ganó ampliamente- para facilitar un acuerdo del PP y Ciudadanos.   

En su discurso se vio a un Rajoy abierto al diálogo, siempre y cuando sea con Pedro Sánchez y Albert Rivera, a quienes tendió la mano. "Los españoles nos han dado un mensaje claro y nos han dicho que hagamos un esfuerzo para hablar entre nosotros. El PP está dispuesto a escuchar", señaló.

El presidente en funciones propuso varias fórmulas para articular esa gran coalición a tres, desde "un Gobierno de todos" a un "acuerdo parlamentario" o un "programa concertado". "Cualquiera sirve", añadió.

Rajoy insistió en que, si bien caben otras fórmulas numéricamente hablando, ninguna de las que baraja el PSOE se correspondería con "la voluntad de los españoles".

Asimismo anunció ante los suyos que el Congreso nacional del partido se celebrará una vez haya un Gobierno y, después, se convocarán los regionales.