| 07 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El portavoz nacional de Vox, Jorge Buixadé, acude este lunes a su comparecencia tras la reunión de la dirección del partido.
El portavoz nacional de Vox, Jorge Buixadé, acude este lunes a su comparecencia tras la reunión de la dirección del partido.

Vox recibe a Feijóo con recelo y descarta un cara a cara inmediato con Abascal

El aterrizaje oficial del presidente gallego en Génova 13 ha tenido sus efectos colaterales en el resto de formaciones. Los de Abascal comienzan a medirse con el nuevo "jefe de la oposición"

| J.R.V España

Como una especie de efecto dominó, la elección oficial de Alberto Núñez Feijóo como nuevo presidente del PP y, de facto, nuevo jefe de la oposición, ha provocado efectos colaterales en el resto de formaciones políticas nacionales.

El PSOE está a la espera de la primera cumbre Sánchez-Feijóo este próximo jueves. Podemos da señales de entrar en alerta roja ante un posible acercamiento entre los dos grandes partidos de gobierno. Y Vox comienza a medir distancias con su gran competidor en el caladero del centroderecha.

El partido que lidera Santiago Abascal cree que el recién elegido presidente popular debe aclarar si quiere explorar la posibilidad de cerrar acuerdos con el Gobierno de Pedro Sánchez o si está dispuesto a formar una "alternativa nacional" con Vox.

"El PP ha dejado meridianamente claro que no tiene claro cuál es el futuro que quiere para España", ha criticado en rueda de prensa este lunes el vicepresidente político de Vox, Jorge Buxadé, después de que los populares hayan formalizado a Feijóo como sucesor de Pablo Casado al frente del partido.

En este sentido, en su estrategia de marcar distancias con el nuevo PP, Buxadé ha lamentado los llamamientos de Feijóo a Sánchez para alcanzar un pacto de gobernabilidad y la "tensión" que a su juicio sigue abierta entre los populares, entre "quienes quieren un pacto con un Gobierno socialista y quienes quizá prefieren una alternativa con Vox".

"Son ellos los que tienen que resolver ese entuerto", ha emplazado asegurando que el partido de Abascal tiene "claro" que "jamás" va a votar con la izquierda ni el actual Ejecutivo.

Así, el portavoz nacional de Vox ha insistido en su convencimiento de que "es posible" formar una "alternativa" a Sánchez, pero ha avisado de que "tiene que ser todos los días y sin ceder en ningún momento a la tentación de estar bajo el paraguas de lo políticamente correcto".

 

Abascal conversa con Pablo Casado en el Congreso, una imagen que no se repetirá.

 

Pese a estos llamamientos, Buxadé ha revelado que aún no ha habido contactos entre la dirección de Vox y la nueva Ejecutiva del PP y tampoco se ha explorado la posibilidad de una reunión a corto plazo entre Abascal y Feijóo, aunque Buxadé ha dado por seguro que ambos líderes "se verán en algún momento".

Para Vox, ha asegurado, la "encrucijada" en la que se sitúa el PP no es incómoda de momento si los populares no deciden "irse" directamente con el PSOE, algo que cree que no va a suceder porque "los españoles no lo desean". "Si el PP quiere estar en el sentido común, eso no va a suceder", ha confiado.

Buxadé ha insistido así en la "exigencia" de formar una alternativa pensando en los ciudadanos que están "al borde del colapso" y sin "hacer guiños" a los sindicatos tradicionales o a un "bilingüismo cordial", en referencia de nuevo a Feijóo.

Ciudadanos: fin de la "OPA hostil"

Por su parte, el portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, se ha mostrado dispuesto a alcanzar acuerdos con Feijóo, a quien ve como el retorno al PP de la etapa de Mariano Rajoy. "Vuelve la época del marianismo. No lo valoro ni como bueno ni como malo", ha asegurado.

 

En esta línea, Bal ha considerado que la anterior dirección liderada por Pablo Casado erró en su objetivo de fichar a cargos de Cs, ya que, según ha dicho, lo importante era "sumar y no restar". "En este país hace falta un partido conservador y que se condicione la política de los españoles hacia el centro" para que "no gobiernen sobre 47 millones partidos que creen en los privilegios territoriales o partido populistas como Podemos", ha advertido.

"Hay que alegrarse de que Feijóo haya terminado con la OPA hostil contra Ciudadanos que puso en marcha Teodoro García Egea. Ellos tienen su espacio, el conservador; nosotros tenemos el nuestro, el liberal", ha concluido el portavoz de la formación naranja.