| 10 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Casado
Pablo Casado

Casado acusa a Garzón de esparcir miseria en el campo por su “intervencionismo"

El líder de los populares ha acudido al campo castellanoleonés ha exigido a Sánchez que cese al ministro de Consumo

| ESdiario España

El líder de la oposición y presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se ha acercado esta mañana a Castilla y León para respaldar a los trabajadores y empresarios ganaderos que han sido víctimas estas últimas semanas de los ataques del ministro de Consumo, Alberto Garzón. El líder de los populares ha asegurado que el ministro de Izquierda Unida ha hablado mal de España al asegurar que se exporta carne de mala calidad procedente de nuestro país y ha golpeado con fuerza al titular de Consumo.

"Éste es el intervencionismo comunista contra el que nosotros estamos. (…) Tanto Yolanda Díaz como Alberto Garzón están orgullosos de ser comunistas, pero el comunismo es la ideología que más miseria, más opresión y más muerte ha dejado en el siglo pasado en Europa”, ha asegurado Casado.

Desde el Partido Popular quieren transmitir el mensaje de que ellos siempre están con todo tipo de ganadería en España y aseguran que el comunismo de Garzón está provocando una “intervención comunista” del mercado de la carne y, por consiguiente, la “miseria” vinculada siempre a la ideología comunista. 

Unos compromisos con el campo que Pablo Casado ha querido transmitir presentando la campaña en redes sociales 'Más ganadería, menos comunismo’. En ella el PP exige la marcha del ministro de Consumo e incluye la difusión de un vídeo de la hemeroteca en el que Pedro Sánchez defiende que se consuma menos carne y una “ganadería de valor ambiental y social”.

Por todo ello, Casado ha pedido de nuevo que el presidente del Gobierno cese al ministro Alberto Garzón, ya que si no lo hace, será "responsable” de ello y significará que "compra las tesis" del comunismo. Una situación crítica para el campo de la que, según dice, ”no hay precedentes”, ya que nunca un Gobierno ha atacado a sus propios productos y ha hablado mal de su país en el extranjero.