| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz y Nadia Calviño
Yolanda Díaz y Nadia Calviño

Yolanda Díaz, destapada: acepta despedir barato y contratos temporales masivos

Nadia Calviño siempre lo dijo, no se puede derogar la legislación laboral por mucho que Podemos se empeñase en hacerlo y ahora la ministra de Trabajo ha tenido que rendirse ante la evidencia

| Andrea Jiménez España

Yolanda Díaz ha quedado al descubierto. No puede derogar la reforma laboral por mucho que desde Podemos se haya presionado para ello, provocando la mayor crisis interna en el seno del Gobierno. Y ahora, una vez que como dijo Pablo Iglesias, ya han ganado la batalla, ha tenido que reconocerlo en público. 

De hecho, ha asegurado  que "técnicamente" no se puede derogar la reforma laboral y ha ido más allá al confirmar que la nueva norma en la que trabajan Gobierno y agentes sociales no va a "tocar" los días de indemnización por despido que aprobó el PP en 2012, por lo que pese a sus promesas, seguirá siendo 'barato' como siempre destacaron los morados.

 "¿Técnicamente se puede derogar la reforma laboral del Partido Popular? No, porque fue una reforma expansiva que afectó a más de 20 preceptos del Estatuto de los Trabajadores, a varios reales decretos y directivas", ha aclarado la vicepresidenta en una entrevista en La Sexta, un día después del comunicado del Ejecutivo en el que se expresaba el compromiso "con la derogación de la reforma laboral en los términos del acuerdo de coalición y del Plan de Recuperación" enviado a la Comisión Europea.

Preguntada por si se va a aumentar la indemnización por despido improcedente en la norma tras la petición de algunos socios del Gobierno, como ERC o Más País, la vicepresidenta ha respondido que este punto no se va a abordar. "No vamos a tocar el despido. Es una reforma equilibrada", ha indicado.

Díaz ha explicado que el Ministerio de Trabajo trabaja en la "temporalidad, el reequilibrio en la capacidad de negociación entre sindicatos y empresarios" y la "subcontratación". Respecto al despido, Díaz ha negado cesiones a los empresarios, porque se trata de una "reforma equilibrada" que cumple con el acuerdo entre los socios de coalición, pese a que las indemnizaciones se mantendrán iguales.

Solo cambiará "unas normas"

Aún así, ha aprovechado para cargar contra la reforma del PP, pese a que es el marco laboral actual que ha permitido la rápida recuperación de parte del empleo tras la pandemia. "Fue extremadamente agresiva y este Gobierno va a actuar en lo más urgente y necesario, que es la modernización del mercado de trabajo a través de la negociación colectiva, la temporalidad, la formación, los nuevos ERTE y las políticas activas de empleo", ha zanjado.

Así, ha reiterado que el Gobierno solo cambiará "unas normas" del real decreto, aunque insiste en que  "van a hacer mucho más", porque la reforma será "muy ambiciosa" que hará "la España del futuro". "Tenemos que cambiar un modo de vida que es la precariedad", ha afirmado.

Según la ministra, desde que el Ejecutivo de Rajoy aprobase en 2012 la reforma laboral, se han registrado en el SEPE "más de 180 millones de contratos", algo que, en su opinión, "no pasa en ningún país". "Uno de cada cuatro de ellos (contratos) tiene una duración inferior a siete días. Esto es imposible para una democracia contemporánea y nos aleja de Europa", ha dicho.

Calviño aseguró que es necesario "corregir aquellos aspectos" que han llevado a deteriorar los problemas del mercado laboral o que no los han resuelto, problemas que, a su juicio, no vienen derivados "de una reforma u otra"

Sin embargo, lo que parece más que evidente es que una vez que se ha dado por ganadora de la gran pelea que ha mantenido desde el principio con Nadia Calviño, ahora Díaz no ha tenido más remedio que darle la razón.

De hecho, este mismo miércoles la vicepresidenta primera señaló en la Cadena Ser que  desde "hace bastante tiempo" se ha dicho con "claridad" que "todo el Gobierno está absolutamente comprometido con una reforma laboral que permita erradicar la precariedad" y apeló a la necesidad de "huir del ruido" y de los "eslóganes" en relación con la palabra 'derogar'.

EuropaPress_4050848_presidente_gobierno_pedro_sanchez_vicepresidenta_primera_ministra_asuntos

Nadia Calviño y Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

Preguntada expresamente por si entonces es necesario derogar la reforma entera o corregir solo algunas cosas, Calviño aseguró que es necesario "corregir aquellos aspectos" que han llevado a deteriorar los problemas del mercado laboral o que no los han resuelto, problemas que, a su juicio, no vienen derivados "de una reforma u otra", por lo que "no se trata de volver a la reforma de 2009".

De esta manera, por mucho que desde Podemos se insista en que Díaz se ha 'llevado el gato al agua', la realidad es que no se derogrará la reforma tal y como han insistido hasta la extenuación, sino que se harán reformas parciales, en la que se podrá despedir barato y se podrá contratar de forma temporal.