| 16 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Irene Montero y el resto de personal ministerial
Irene Montero y el resto de personal ministerial

Montero culmina su “gira pagada” por EE.UU con su séquito feminista

La ministra de Igualdad ha cruzado el charco para vender sus “políticas de género” y leyes pro-aborto convirtiendo la visita en una campaña de "autobombo"

| Miguel Centeno España

Esta semana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acudió a Miami en una visita oficial que ha sido de lo más productiva: ha firmado numerosos convenios comerciales, ha estrechado lazos diplomáticos entre Estados Unidos y Madrid y, sobre todo, se ha garantizado numerosas inversiones en España.

Coincidiendo con ella, Irene Montero también ha viajado esta semana a territorio norteamericano. Sin embargo, la ministra de Igualdad de Podemos ha movilizado a un séquito ministerial para realizar una especie de "gira progresista" por tierras de Joe Biden, cuando este se encontraba en España en la cumbre de la OTAN.

El motivo de la visita, según su propio Ministerio de Igualdad, ha sido el de vender las políticas de género y la ley del aborto española, solo semanas después de que la Corte Suprema del país tumbase la ley que permite abortar el todo el país, relegando la decisión a cada estado. Por lo tanto, Irene Montero ha ido a tratar de vender la ley aprobada recientemente por el Gobierno que reduce la edad mínima para abortar y reduce la intervención de los padres en la decisión.

Pero lo que ha levantado mucha polémica en redes es el hecho de que Montero y el resto de asesores y personal ministerial se hayan sacado fotos y vídeos del viaje pagado por todos los españoles. Un viaje que muchos usuarios en Twitter han relacionado con el polémico "silencio impuesto" a Montero durante el Consejo de Ministros de esta semana en el que se le impidió hablar del asalto a la valla de Melilla. 

Aquel silencio que luego fue justificado por la propia ministra, asegurando ante los periodista que ella era libre de decir lo que quisiera cuando quisiera y donde quisiera. Aunque esos mismos periodistas se quedaron atónitos cuando, tras preguntarle su opinión sobre el asalto a la valla de Melilla y los muertos en ese intento masivo de entrada, respondió que siempre tendrían su opinión disponible. Salvo en ese momento, ya que hasta en cinco ocasiones calló esquivando las preguntas. 

Un viaje y un comportamiento de la ministra de Igualdad que ha sido muy criticado en redes: