| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pere Aragonès.
Pere Aragonès.

La Generalitat lleva este lunes a Moncloa 56 exigencias innegociables

Tras el feo a sus homólogos y al Rey, Pere Aragonés ya tiene preparada una batería de peticiones para la mesa bilateral con Cataluña que Sánchez aceptó para seguir viviendo en La Moncloa.

| C. Novo España

Una de las frases recurrentes del exministro José Bono para referirse al independentismo es que "quien quiere separarse y quiere comer aparte es porque quiere comer más". Y eso es lo que va a ocurrir este lunes, 2 de agosto, por el empeño de Pedro Sánchez de mantenerse en el poder gracias a los votos de los partidos que promovieron el golpe de Estado en Cataluña del 1 de octubre de 2017, recientemente indultados por su Gobierno.

El viernes pasado, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, hizo un gran feo a sus homólogos y al propio Rey, al negarse al acudir a la "conferencia de presidentes" que La Moncloa diseñó para mayor gloria de Pedro Sánchez, que utilizó la cumbre de Salamanca para lanzar nuevos mensajes propagandísticos. Al menos, el lehendakari, Iñigo Urkullu, acudió, si bien es cierto que había cobrado por adelantado, con nuevas prebendas y concesiones para el Ejecutivo autonómico del País Vasco.

 

En cambio, el Gobierno catalán ha preferido esperar a la Comisión Bilateral de este lunes con el Gobierno central en Madrid. Y viene dispuesto, como ha dicho este domingo el vicepresidente catalán, Jordi Puigneró en una entrevista a la agencia EFE, a cobrar su apoyo para que Sánchez siga en Moncloa "al contado, ya no vale a crédito".

La Generalitat llega a esta mesa bilateral con una lista de exigencias de 56 traspasos, entre ellos la gestión del Aeropuerto de El Prat de Barcelona, competencias de la Seguridad Social y más funciones para los Mossos. Por su parte el Gobierno central que durante las últimas semanas señalaba que en el encuentro se hablaría únicamente de asuntos como becas o transportes, ha abierto genéricamente la puerta a tratar otras transferencias y cuestiones del Estatut, aunque declina debatir sobre fondos europeos.

Desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez explican que esta gestión de los fondos europeos se debatirá de forma más técnica en una Conferencia Sectorial presidida por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con todas las Comunidades Autónomas el mismo lunes por la mañana, después de que se discutiera en la Conferencia de Presidentes de Salamanca bajo un perfil más político.

 

Política territorial, Hacienda y transportes

La reunión está convocada a las 16.00 horas en la sede del Ministerio de Política Territorial. Será precisamente su titular, la ministra Isabel Rodríguez, la que presidirá esta Comisión, que estará acompañada, en representación del Gobierno, por la delegada del Ejecutivo en Cataluña, Teresa Cunillera, la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas.

Por parte de la Generalitat de Cataluña, la delegación que acudirá a esta reunión estará formada por  Jordi Puigneró, la consejera de Presidencia, Laura Vilagrá, y el consejero de Economía y Hacienda, Jaume Giró.

Traspasos, transferencias e "incumplimientos" del Gobierno

Estas 56 reivindicaciones que pedirá el Gobierno catalán en la Comisión Bilateral están divididas en tres carpetas: la de traspasos, la de transferencias y la de "incumplimientos" del Ejecutivo central, que abarcan aspectos como la gestión de infraestructuras, la Seguridad Social y las becas estudiantiles, según la lista de traspasos pendientes a la que ha tenido acceso Europa Press.

En el Gobierno central se han abierto en estas últimas horas a debatir sobre transferencias y al impulso de las comisiones reguladas en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, aunque no precisan su planteamiento en esta reunión, sino que insisten en que no se abordarán los fondos europeos.

La convocatoria de la Comisión Bilateral salió de la reunión que mantuvieron en el Palacio de La Moncloa el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y Pere Aragonés. Allí, ambos mandatarios se comprometieron a retomar esta cita bilateral, para abordar asuntos relacionados con transferencias, así como la Mesa de Diálogo, que se reunirá en septiembre.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que además será la representante del Ejecutivo central en esta cita bilateral con la Generalitat, aseguraba hace una semana que en la reunión se hablaría de "cuestiones como becas, transportes, que estaban ya en la agenda y que es lo que interesa a la ciudadanía".

El viernes, en su comparecencia ante los medios de comunicación tras la Conferencia de Presidentes, Rodríguez recalcó la idea de que en la Bilateral se pondrán encima de la mesa extremos como transferencias en la gestión de becas o en determinadas infraestructuras ferroviarias. Con todo, considera que el objetivo de la cumbre bilateral no es otro que "reactivar" trabajos que "quedaron parados hace años".

 

El Prat

En este contexto, Cataluña acudirá con la carpeta de transferencias, que hace referencia a aquellos asuntos sobre los que la Generalitat no tiene competencias pero exige tenerlas, y entre ellos destaca la gestión del Aeropuerto de El Prat.

En el capítulo de incumplimientos que la Generalitat considera que el Gobierno les adeuda, los de Aragonès incluyen la disposición adicional tercera del Estatut, la ley de dependencia, las inversiones en Rodalies (trenes de cercanías) y en los Mossos d'Esquadra entre otras.

 

Además, reclama que la Autoridad Catalana de Protección de Datos asuma las funciones de registro y autoridad de control en datos personales de ficheros privados en Cataluña y poder ejercer funciones de ordenación y gestión del litoral, así como de las dársenas deportivas y pesqueras, de los puertos de interés general y de los aeropuertos.

En materia de educación, la Generalitat reclamará al Gobierno gestionar las becas, créditos y ayudas a estudios universitarios y no universitarios, así como las competencias en materia de investigación, desarrollo e innovación.