12 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ignacio González siempre lo negó todo.

La reunión más tensa de González en Génova 13: "Van a por mí, qué hijos de puta"

Cuando a finales de 2014 Carlos Floriano, entonces vicesecretario de Organización del PP, le preguntó al presidente madrileño por una supuesta cuenta en Suiza éste se puso hecho una furia.

| Ana Isabel Martín España

Las revelaciones que este miércoles hace en El Mundo Jesús Gómez, exalcalde de Leganés y una de las personas que advirtió a Esperanza Aguirre de que Ignacio González no era trigo limpio, han provocado en el PP una réplica más del terremoto desencadenado hace ya una semana con la Operación Lezo. 

Resulta que Gómez informó al entonces vicesecretario de Organización de los populares y a su segundo de a bordo, Carlos Floriano y Juan Carlos Vera, de que González tenía una cuenta en Suiza.

Sin embargo en Génova 13 no volvió a hablarse del tema, hasta que tres meses más tarde el partido anunció que la candidata en Madrid sería Cristina Cifuentes y no Ignacio González.

González lo negó todo, como ha hecho siempre. Y ahí quedó

¿Acaso la dirección nacional, en este caso Vera y Floriano, no dio credibilidad al testimonio de Jesús Gómez o es que prefirió mirar para otro lado? Más bien que el propio González lo negó todo de viva voz. Y le creyeron. "Van a por mí", les dijo.

Los hechos sucedieron así. A finales de 2014 Jesús Gómez pidió a Vera una reunión adelantándole que tenía una información sobre el que era presidente de la Comunidad de Madrid. Para entonces el alcalde de Leganés estaba enfrentado a la dirección del PP de Madrid, así que su candidatura en las elecciones de mayo de 2015 corría peligro. 

Vera y Floriano se citaron con él. Gómez les entregó un papel con un número escrito a mano. Les dijo que era un número de una cuenta en Suiza propiedad de Ignacio González. No concretó de qué banco ni aportó más información. Ni tampoco explicó quién le había pasado tal información, sólo que era "una fuente fidedigna". 

Floriano decidió entonces reunirse con González en Génova para preguntarle directamente. Cuando lo hizo el presidente madrileño, fuera de sí, lo negó todo y le dijo, según fuentes conocedoras de ese encuentro consultadas por ESdiario: "Van a por mí, qué hijos de puta". Y se quejó de la persecución que sufría para apearle de la candidatura a las autonómicas, del ático y ahora de esto. Todo mentira, insistió una y otra vez. 

En realidad Floriano no fue al primero a quien Ignacio González negó todo. Cada vez que Esperanza Aguirre o cualquier otro del PP se dirigió a él para preguntarle por los cada vez más insistentes rumores, él siempre se ponía a la defensiva y juraba y perjuraba que no se había llevado un euro.

Floriano lo dejó estar, pensando que se trataban de rencillas entre Jesús Gómez y la dirección del PP de Madrid. Vera llegó a comprobar el número, pero no se correspondía con ninguna cuenta en Suiza, según él.

Antes y después de ese episodio la sombra de la sospecha nunca abandonó a González. Y Rajoy, que no le tenía entre sus favoritos precisamente, decidió no jugársela a la ruleta por él y apostó por Cifuentes como candidata.

Tanto en La Moncloa como en el PP afirman que jamás de los jamases en aquella época alguien vio una prueba concluyente contra Ignacio González, ni siquiera Mariano Rajoy. Habladurías sí, todas y más. Pero como el aludido las negaba con tanta vehemencia así quedaban. Hasta hoy.