| 13 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Sánchez se hace el sordo y piensa que los independentistas no reincidirán

El Gobierno condicionará los indultos y si los secesionistas lo vuelve a hacer, los revocarán pero la hoja de ruta de los soberanistas parece clara.

| Andrea Jiménez España

El Gobierno pretende que los independentistas no vuelvan a reincidir fijando en sus indultos que éstos serán anulados si delinquen entre 3 y 6 años después de su rúbrica. Un deseo que plasmarán en el decreto de la medida de gracia pero que no tiene en cuenta que los propios secesionistas ya han avisado de que si el Ejecutivo no les permite un nuevo referéndum lo harán de manera unilateral.

Según ha avanzado la Cadena Ser, la propuesta de indultos estima nueve de las doce peticiones de indulto mientras que se rechazan las de los tres condenados por desobediencia, Meritxell Borrás, Santi Vila y Carles Mundó, quienes ya pagaron las multas que se les impusieron y extinguieron su responsabilidad penal, al finalizar las penas de inhabilitación que les fueron impuestas.

Mientras que las inhabilitaciones para acceder a un cargo público se mantendrán intactas, pero eso no será impedimento para que los presos deleguen en los actuales dirigentes catalanes para que sigan con su hoja de ruta.

 Sin embargo, desde el Gobierno se confía en que los independentistas no reincidan, algo que parece inviable a día de hoy después de escuchar a los secesionistas amenazando con un nuevo 1-O. "No volverán a cometerse los hechos que vivimos en el pasado", ha asegurado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero en un ejercicio más de deseo que de realidad, salvo que el Ejecutivo esté dispuesto a seguir cediendo ante las presiones soberanistas.

Aún así, ha afirmado que "es evidente que si las personas vuelven a quebrantar la ley, todo el peso de la ley volverá a caer sobre ellos, y quedará en papel mojado este el esfuerzo que hace la sociedad española por intentar pasar estos momentos y mirar al futuro".

Un indulto "por el bien del país"

También la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha destacado la necesidad de los indultos porque estamos ante un "momento histórico", ha asegurado, para añadir que la ciudadanía va a entender esa necesidad de conceder los indultos a los condenados por el procés, por "el bien del país". "En esos momentos uno tiene que asumir la responsabilidad, no se pueden esconder la cabeza como una avestruz, eso hace que los problemas se enquiste", ha avisado.

De hecho, esa es el argumento que ha elegido el Gobierno para justificar los indultos. Fomentar la convivencia, construir concordia y elimina la posibilidad de que los políticos presos utilicen la prisión como símbolo y se presenten ante la sociedad como mártires, es el 'mantra' que ha repetido una y otra vez el Ejecutivo desde que anunció que saldría adelante la medida de gracia.

"Estamos convencidos de que esto lo hacemos por el bien de país, por el interés general y por intentar superar una situación muy dura que nunca se tenia que haber producido", ha ahondado Montero.

Los presos estarán de permiso

Así, el Gobierno borrará de un plumazo la condena de los presos que podrán salir de prisión en breve, aunque la mayor parte de ellos recibirán la noticia ya fuera de la cárcel puesto que están disfrutando de permisos penitenciarios.

Nueve penas de prisión que serán borradas, sin que los presos se arrepientan y, además, amenazando con una reincidencia que Sánchez quiere intentar frenar, pero que los independentistas siguen enarbolando con orgullo.