03 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ada Colau durante la concentración en Nissan.

Colau amenaza a Nissan con "problemas serios" y busca la ruina a Barcelona

La alcaldesa prometió hace días atraer inversiones nuevas de la industria automovilística, pero resulta que su método era éste: tratar de intimidar a un gigante japonés con 300.000 empleados

| L. Moro España

A Ada Colau no se la ocurrido mejor forma de retener a Nissan en Barcelona que ponerse en cabeza de la pancarta y amenazar abiertamente al gigante automovilístico con "problemas serios" si sigue con su plan de marcharse. 

Micrófono en mano, la alcaldesa de Barcelona se unió a la concentración convocada por los trabajadores afectados por el cierre de las plantas en la Zona Franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac (unos 3.000 directos y 20.000 indirectos) y vociferó: 

"Si se cierra Nissan se acaba la buena relación con Nissan y Nissan va a tener problemas serios". Sus palabras fueron recibidas con aplausos entre una plantilla que minutos antes la había abucheado. De hecho un sindicalista había tenido que salir en su defensa para que pudiera continuar con su discurso. 

Ello mientras los trabajadores gritaban "Janet dimisión", en alusión a la segunda teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Ecología y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, que en abril pidió que no se reactivara la industria del automóvil. Con lo que el sector supone para Cataluña y para toda España, en torno al 10% del PIB.

En cuestión de días, Colau ha pasado de pedir a Nissan encarecidamente que se replanteara su decisión de marcharse a amenazar a una multinacional con más de 300.000 empleados en todo el mundo y una cuenta de resultados de vértigo (aunque ahora atraviese una mala época). 

La semana pasada la alcaldesa de la Ciudad Condal y su teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, se reunieron con el comité de empresa de Nissan y allí trasladaron a sus miembros que el Ayuntamiento está trabajando duro para atraer inversiones de la industria automovilística a Barcelona, en especial del coche del futuro.

Lo que no dijo es que su manera era ésta.