| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Moncloa se aferra al insulto como única salida ante la ofensiva fiscal del PP

Los anuncios de bajadas masivas de impuestos en las comunidades gobernadas por el PP han desatado el miedo en Moncloa que ven cómo las políticas 'populares' les pueden sacar del Gobierno.

| Andrea Jiménez España

Una a una, las comunidades autónomas gobernadas por el PP están caminando hacia una bajada de impuestos para dar oxígeno a los bolsillos de los españoles. Madrid, Andalucía y Murcia ya están en ello. Es la política que siempre han llevado a cabo los 'populares' y que allá donde gobierna desde hace años ha ido dando frutos. En Moncloa lo saben y ven con pánico cómo estas medidas pueden terminar con Sánchez fuera del Ejecutivo, por lo que los ministros se han puesto el traje de campaña y ante la falta de argumentos se han lanzado a la descalificación y al insulto para desgastar a Alberto Núñez Feijóo, conscientes de que es la única opción que les queda.

Irresponsable, incongruente, destructivo. Todos ellos son los calificativos que se ponen desde el Gobierno a la política fiscal de los populares. La más dura ha sido este jueves la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que, mientras Sánchez 'hace las Américas' en la ONU, se ha puesto al frente de la defensa de Moncloa.

La titular de Economía ha intentado enfrentar a las comunidades autónomas del PP, asegurando que están compitiendo las unas contra las otras para eliminar los "impuestos a los ricos", al tiempo que solicitan más fondos al Estado o incluso más recursos europeos."No el momento de desmontar el Estado. Es totalmente incongruente e irresponsable", ha criticado la vicepresidenta primera en una entrevista en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco. 

Así, ha aprovechado para intentar socavar la imagen del PP y cuestionar la autoridad de Feijóo al frente del partido preguntándose si está coordinando a su formación o si hay una especie de "carrera destructiva" fiscal a la baja que ya se ha desencadenado. "Me pregunto si aquí hay alguien al mando", ha dicho.

Calviño carga contra las autonomías del PP

En este sentido, Calviño ve "totalmente incoherente" y de una "enorme irresponsabilidad" que los líderes de las comunidades autónomas de Andalucía y Madrid, regiones que están a la cola en el gasto público sanitario por habitante y a la cola en el gasto por estudiante, bajen los impuestos a los ricos y recorten los servicios públicos. A esto se suma, según Calviño, que la Región de Murcia parece ser que se está uniendo a esta carrera fiscal a la baja, pese a ser "una comunidad autónoma que tiene serios problemas de sostenibilidad fiscal".

"Yo me pregunto qué visión de país es esta que lleva a un enfrentamiento entre las distintas partes de España en lugar de tratar de construir juntos y avanzar hacia una sociedad que sea más fuerte y más justa de una enorme", ha lamentado la vicepresidenta primera.

La responsable de Economía ha remarcado que el Gobierno en términos de impuestos no tiene una aproximación ideológica de partida. Muestra de ello, según Calviño, es que esta misma semana se ha aprobado la rebaja del IVA al gas, que se suma a otros recortes tributarios relacionados con la electricidad.

Nuevo impuesto "a las grandes fortunas"

Sin embargo, el nuevo impuesto a las grandes fortunas que ya está estudiando el Gobierno es una muestra de todo lo contrario, pues es una muestra más de su acercamiento a las bases de Podemos y con la intención de hacer valer el eslogan que ha orquestado Pedro Sánchez: "El Gobierno de la gente".

Sánchez no quiere perder la ocasión de ganarse a los votantes de la izquierda que se ven huérfanos ante un Podemos en descomposición y una Yolanda Díaz que no termina de concretar cómo será su apuesta política y por ello, ha hecho suya, una vez más, una de las propuestas de los morados, aunque la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, no ha aclarado este jueves la fórmula que estudia el Gobierno para aumentar los impuestos aplicados sobre grandes rentas y patrimonios, pero en todo caso sí ha precisado que será temporal y con vistas a empezar a aplicarla el próximo 1 de enero.

 

Preguntada por cuándo empezará a aplicar esta subida de impuestos, la titular de Hacienda ha dicho que "por lo menos, estará fundamentalmente vinculado a la entrada en vigor el 1 de enero de todo lo que son las obligaciones fiscales", y en función de la tramitación parlamentaria que siga. "Habrá que ver la fórmula, no todo puede ir en la Ley de Presupuestos", ha zanjado la ministra. 

Así, una vez que desde Moncloa ven cómo las bajadas de impuestos del PP suponen un desgaste importante de cara al ciclo electoral que se abre, han decidido apostar por radicalizarse y abonarse al insulto, conscientes de que la calle ya no compra los discursos de Sánchez porque en el bolsillo cada vez tienen menos dinero.