09 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso

Ayuso descoloca a Sánchez y le reta a pactar con el PP si quiere aislar a VOX

La candidata del PP a la reelección a la Comunidad de Madrid ha pedido relajar el tono después de que el PSOE y Podemos utilizasen la carta amenzante de un enfermo mental en campaña.

| A. Jiménez España

Ayuso se ha sacado de la manga un comodín que va a dejar descolocado a Pedro Sánchez, verdadero líder del PSOE en la sombra y principal instigador del "cordón sanitario" que los tres partidos de la izquierda madrileña quieren imponerle a VOX.

Y lo ha hecho con una propuesta audaz que desmonta, en buena medida, todo el discurso socialista: aceptar un pacto con el PP para no necesitar del respaldo del partido de Santiago Abascal.

La campaña electoral madrileña está desatada. La llamada "alerta antifascista" lanzada desde Podemos y a la que se ha sumado un PSOE que ve que va perdiendo fuelle a lo largo de los días porque su candidato no termina de enganchar a los votantes,  se ha convertido en una espiral de acusaciones.

La última se saldó con la acusación por parte de la izquierda de que la última carta, con una navaja ensangrentada, recibida por la ministra Reyes Maroto, era alentada por el clima de tensión generado por Vox, cuando realmente provenía de un enfermo mental. Por ello, la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso ha apostado por llamar a la calma porque no hay que montar "circos".

La presidenta regional ha asegurado en una entrevista en RNE, que ella "como todos los políticos, recibo amenazas y vivo escoltada, pero no por eso lo voy contando, ni le voy dando alas porque crea un efecto llamada, porque eso crea una alarma innecesaria y por nuestras familias y nuestros entornos. Esto se lleva a la policía, a los jueces, y se deja que hagan su trabajo".

 Además, ha culpado a uno y otro lado de llevar la campaña a los extremos y ha recordado que "la sociedad no está polarizada, ni Madrid es xenófobo, como dice la izquierda, ni racista, ni racista, ni hay turismo de borrachera... Madrid es una región de libertad y seguridad que, después de dos años hemos puesto las bases para la recuperación".

De hecho, ha recalcado que otra cuestión distinta es el debate que, a su juicio, "desaparecerá el 5 de mayo sobre las agresiones; sobre el supuesto problema, que no hay, de inmigración; de los problemas que se supone que estamos teniendo de cartas y amenazas, que me parece ya una broma de mal gusto".

Así, ha explicado que "se está creando un circo en los últimos días, por parte de aquellos que van bajando, y evidentemente, los que vamos sumando, incluso con algunos socialistas históricos, queremos crecer en positivo y ese es el camino que lleva mi campaña".

Ayuso reta a Sánchez a pactar con ella si de verdad quieren evitar a Vox

Pero, para Ayuso, uno de los principales responsables de la deriva que está llevando la campaña electoral es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "que se ha puesto al frente de la misma y que desde que se ha personado en ella incluso Más Madrid le puede sorpasar".

Según la candidata del PP, el líder socialista "ha decidido alimentar desde Moncloa, con todas las herramientas del Estado que pagamos todos, una forma de campaña distinta donde en lugar de buscar el consenso, lo que hace es entrar una y otra vez en el mismo juego".

La presidenta madrileña considera que el PSOE "intenta utilizar a Vox" para "desgastar" al PP cuando ella repite una y otra vez que quiere ser "libre y que no tendría que pactar con ellos" si cuenta con una amplía mayoría. "Si es verdad que no quieren que esté Vox que me apoyen a mí. Ya está. Solucionado", ha zanjado.

Quiere gobernar en solitario

Por todo ello, la presidenta, que según las encuestas es la mejor posicionada para gobernar desde la Puerta del Sol, aspira a gobernar en solitario. "Quiero gobernar en libertad, porque necesito tener un proyecto donde cabeza, corazón y boca estén en la misma dirección".

Aun así, ha afirmado que "no hago cordones contra nadie, pero con el desastre no pacto, y eso es lo que está siendo el PSOE ahora mismo: un auténtico desastre y una calamidad".