| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El futuro de Pedro Sánchez parece muy negro
El futuro de Pedro Sánchez parece muy negro

Díaz consuma su "golpe de mano" y fuerza la fulminante salida de Sánchez

A través de su hombre fuerte en Ferraz, el numero tres del propio líder, Antonio Pradas, la presidenta andaluza ha hecho este miércoles una demostración de su poderío orgánico.

| Javier Ruiz de Vergara España

Pedro Sánchez fue proclamado secretario general del PSOE el 28 de junio de 2014 tras derrotar en primarias a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. Pero Pedro Sánchez tiene las horas contadas, aunque nadie sabe bien quién gobierna desde este miércoles el partido que fundó Pablo Iglesias porque sus actuales máximos dirigentes están decididos a atrincherarse

El número tres de su ejecutiva, Antonio Pradas, representante de la presidenta andaluza en Ferraz, ha presentado este miércoles las dimisiones de 17 de los miembros de la dirección, un paso que según los estatutos del PSOE, supone la dimisión del secretario general y el nombramiento automático de una gestora que lo sustituya.

Los críticos con Sánchez han llevado a la sede del PSOE en la calle Ferraz las firmas que ese sector considera suficientes para provocar el cese del secretario general. Este mismo miércoles, el "número dos" de Sánchez, Cesar Luena, ya adelantaba los planes de Susana Díaz. Sin embargo, su jefe de filas no parecía prever el jaque mate y se vio obligado a suspender una entrevista que tenía concertada por la noche en Telecinco.

La Ejecutiva Federal la componen en la actualidad 35 miembros de los 38 iniciales, tras el fallecimiento de Pedro Zerolo y la salida del gallego José Ramón Gómez Besteiro y el canario Javier Abreu, por distintos motivos.  Estos dos últimos, sumados a los 17 dimitidos darían el quórum que requieren los estatutos del PSOE, algo que la actual dirección rebate.

Los estatutos son ambiguos y no está claro que las dimisiones tengan que forzar una gestora de forma automática

Los estatutos del PSOE prevén que, si quedan vacantes la mitad más uno de los puestos del órgano que salió del último Congreso, la ejecutiva en bloque deja de tener control del partido. Aseguran los críticos que esta maniobra tiene soporte jurídico aunque en el entorno de Pedro Sánchez se tienen dudas sobre tal desenlace.

Ya desde que este pasado lunes el líder socialista anunciara su intención de convocar unas primarias para el 23 de octubre y adelantar el 39 Congreso Federal a los días 2,3 y 4 de diciembre, las federaciones más críticas con la actual dirección -Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha- se pusieron a trabajar en un plan para descabalgara a Sánchez de la secretaría general.

Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha han hecho un ejercicio del poder orgánico de Díaz, Vara y Page

Sánchez adoptó esta decisión en una especie de huida hacia adelante tras el último batacazo electoral del PSOE en las elecciones vascas y gallegas del domingo. La irrupción este miércoles del ex presidente Felipe González, reconociendo sentirse "engañado" por su sucesor ha precipitado los acontecimientos.

Los dimisionarios

Estos son los miembros de la ejecutiva federal que han presentado su dimisión:

Por Andalucía: Micaela Navarro (presidenta del PSOE), Antonio Pradas (secretario de Política Federal), María José Sánchez Rubio (secretaria de Sanidad), Estefanía Martín Palop (secretaria de Formación), Noemi Cruz (Secretaria de Cooperación para el Desarrollo) y los vocales Francisco Pizarro y Juan Pablo Durán.

Por Castilla-La Mancha: Emiliano García-Page (vocal), Manuela Galiano (secretaria de Pequeños Municipios) y Luz Rodríguez (secretaria de Empleo).

Por la Comunidad Valenciana: Ximo Puig (secretario de Reformas Democráticas).

Por Madrid: Tomás Gómez (vocal) y Eva Matarín (secretaria de Inmigración).

Por Cataluña: Carme Chacón (secretaria de Relaciones Internacionales).

Por Canarias: José Miguel Pérez (secretario de Educación).

Por Aragón: Carlos Pérez Anadón (vocal).

Por Extremadura: María Ascensión Murillo (vocal).

El listado de dimisiones ha sido entregado en Ferraz por el número tres del partido, Antonio Pradas y Eva Matarín, dirigente del Partido Socialista de Madrid próxima a Tomás Gómez. Los dos dirigentes socialistas accedieron a la sede socialista en un coche a través del garaje. Se han marchado aproximadamente 10 minutos después.

Prueba de la tensión que se vive en el seno del PSOE en las últimas horas es que los fieles a Sánchez habrían impedido a Pradas acceder a su despacho para recoger algunos enseres personales.

Los cesantes solicitan en un escrito conjunto remitido al Comité Federal que incluya en su orden del día del próximo sábado la disolución de la Comisión Ejecutiva Federal y el cese de sus funciones.

Los fieles a Sánchez apelan a la ambigüedad del artículo 36 de los Estatutos del PSOE que afirma que "cuando las vacantes en la Ejecutiva Federal afecten a la Secretaría General, o a la mitad más uno de sus miembros, el Comité Federal deberá convocar Congreso extraordinario para la elección de una nueva ejecutiva federal".

Luena: sigue Sánchez y su hoja de ruta

De hecho, en una comparecencia tras las 17 dimisiones, el secretario de Organización, Cesar Luena, cerró la vía de la gestora. Luena reclamó "serenidad" a la militancia y "altura de miras" a los dirigentes socialistas. "Los españoles nos están mirando", dijo, antes de renovar la validez de la hoja de ruta de Sánchez: Comité Federal que convoque el 39 Congreso Federal. "Que las decisiones las tomen los militantes, que son los que mandan en el PSOE", enfatizó, antes de insistir en que "el secretario general del PSOE es Pedro Sánchez".

Ferraz ha convocado a los miembros de la ejecutiva para una reunión este jueves -los que no han dimitido-      para analizar la situación. El Comité Federal previsto para este sábado esta, de momento, en el aire. Los fieles al líder siguen invocando a la militancia como su vacuna contra los críticos que han protagonizado el golpe de mano. Luena los acusa de "torcer la voluntad" de las bases.

La situación es inédita y puede que tenga que ser la Comisión de Garantías, un órgano supuestamente independiente, quien resuelva este laberinto. Uno de los precedente se remonta al año 2000 cuando Joaquín Almunia presentó su dimisión tras la mayoría absoluta de José María Aznar.

El último, en 2014, cuando Ferraz cesó a la ejecutiva del PSOE de Castilla-León e impuso una gestora presidida por Jesús Quijano. Se da la circunstancia de que el ideólogo de esta maniobra fue Oscar López, ahora uno de los fieles a Sánchez.

Fuentes socialistas aseguran a ESdiario que el presidente de Asturias, Javier Fernández, es el favorito para liderar la transición del PSOE hacia el próximo congreso y el encargado de transitar del no a la abstención que facilite la investidura de Mariano Rajoy el fin de un año de bloqueo institucional en España.