| 07 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Alberto Garzón
Alberto Garzón

A Garzón le sale el tiro por la culata al ocultar el alquiler de sus oficinas

El Consejo de Transparencia ha parado los pies al ministro de Consumo, obligándole a informar sobre el precio del alquiler de sus oficinas en la calle Alcalá de Madrid.

| ESdiario España

Alberto Garzón vuelve al ojo del huracán con otra polémica, aunque por el momento no es con ninguna nueva campaña que busque aleccionar al ciudadano en sus compras, sino que se trata del dinero que sale de su ministerio para alquilar unas oficinas en el centro de Madrid, un dinero que ha querido ocultar a toda costa el ministro de Consumo.

El ministerio de Consumo hace más de un año que ocupa una planta de un edificio de oficinas ubicado en la madrileña calle de Alcalá, cerca del Banco de España. Y es que aunque tradicionalmente sus oficinas se situaban en la sede de este en el Paseo del Prado, Garzón ha querido expandirse adquiriendo unas nuevas el año pasado para llevar a cabo sus tan polémicas acciones.

El problema de Garzón ha llegado cuando Consumo se ha negado y ha ocultado a la luz pública cuánto paga por el alquiler de este espacio premium alegando que afectaría a los intereses comerciales de la empresa arrendadora, así como por "motivos de seguridad".

 

A través del Portal de Transparencia, se ha solicitado al Ministerio de Alberto Garzón una copia del contrato de alquiler para que se haga público cuánto paga por su renta. Consumo terminó compartiendo con el solicitante de la información el contrato de arrendamiento con el precio del alquiler oculto y sin especificar el espacio ocupado, algo que buscaba tapar el precio que gasta, pero que no le ha salido como esperaba a Garzón.

Al Consejo de Transparencia no le han convencido los argumentos del Ministerio de Consumo, ya que considera que conocer lo que cuesta a las arcas públicas el alquiler de estas oficinas premium no va a perjudicar a los intereses comerciales de la empresa. "No se aprecia que el acceso a esta información suponga un detrimento para la parte arrendadora con respecto a sus competidores", concluye este organismo, que ha obligado a Consumo a compartir en un plazo de 10 días la cantidad que abona en concepto de alquiler por estas oficinas.

El alquiler podría ascender a los 252.000 euros al año teniendo en cuenta las rentas inmobiliarias de la zona y el precio en el que se mueven aunque en breve se podrá saber el precio exacto que destina Garzón y su ministerio en haberse movido de su zona habitual en Paseo Del Prado.