10 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Tampoco el temporal más brutal de las últimas décadas ha cohesionado el "gobierno de coalición".

Podemos reactiva su guerra con Calviño mientras se borra de gestionar Filomena

Malestar en el PSOE. La cúpula morada se desentiende del desgaste del Gobierno y, en plena crisis por el temporal, enarbola contra Sánchez la batalla por las pensiones y el precio de la luz.

| Javier Ruiz de Vergara España

La peor pandemia de la historia reciente no cohesionó al llamado Gobierno de coalición y, tampoco, el peor temporal en décadas ha logrado que Podemos cierre filas con Pedro Sánchez y se alinee con el PSOE en la gestión de los destrozos generados por Filomena.

Lejos de ello, Pablo Iglesias ha vuelto a impulsar su estrategia de los últimos meses y se ha borrado junto a sus ministros de la gestión de la catástrofe meteorológica que sacude estos días al centro del país, mientras acelera una nueva ofensiva de desgaste contra la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, alma máter de la estrategia económica del Ejecutivo.

Mientras la plana mayor socialista de Sánchez intenta sobreponerse a la gran nevada -José Luis Ábalos, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles- y a la tercera oleada del Covid -Salvador Illa-, la cúpula morada se ha lanzado este martes a enarbolar las banderas que más réditos electorales les da, tras las críticas de las últimas jornadas: el precio de la tarifa eléctrica y la polémica reforma de las pensiones. Una estrategia que provoca creciente malestar en la dirección socialista.

En ambos dosieres se mueven dos ministros en la órbita de Calviño: la responsable de Transición Ecológica, Teresa Ribera; y el de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Son, precisamente, los dos últimos objetivos declarados de Podemos.

En plena polémica por las consecuencias del temporal, Podemos ha insistido este martes en su rechazo a la posibilidad de aumentar de 25 a 35 años el cómputo del cálculo de las pensiones que maneja el PSOE y advierte de que no cree posible que esta reforma se materialice y llegue al Congreso pues, a juicio de los morados, los socialistas no pueden permitirse pactarla con el PP.

Así lo señalan fuentes de Podemos en referencia al polémico borrador planteado desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que dirige Escrivá.

La semana pasada el diputado y coportavoz de Podemos, Rafa Mayoral, ya enfatizó que no van a callar si Escrivá insiste en seguir adelante con esta reforma de las pensiones, medida "incompresible" y que supone rescatar la propuesta del PP.

"Lo que no vamos a hacer es callarnos sino defender los intereses de la clase trabajadora", apuntó Mayoral para insistir en que van a velar para que se cumpla el acuerdo de Gobierno suscrito con los socialistas.

 

El "postureo" de Sánchez e Iglesias ante los medios no oculta la realidad: la guerra fría se mantiene hasta en las peores circunstancias para España.

 

Este fin de semana, también la coportavoz de Podemos, Isa Serra, atribuyó las discrepancias en el seno del Gobierno de coalición a las "permanentes resistencias" que se encuentran por parte del PSOE en su conjunto para cumplir compromisos programáticos, rechazando así personalizar esas diferencias solo en la figura de la ministra de Economía, Nadia Calviño.

También este martes de Filomena, Pablo Echenique ha advertido al PSOE de que debe cumplirse el acuerdo de gobierno para regular el sistema de precios energéticos y, especialmente, acabar con la sobrerretribución a las empresas eléctricas, conocida como 'beneficios caídos del cielo'.

 

"Un mercado eléctrico ineficiente que daña la economía de este país todos los días, con frío o con calor, y que agudiza las consecuencias de la pobreza energética", ha insistido el parlamentario de la formación morada para volver a exhortar al PSOE: "El acuerdo de gobierno para eliminar los beneficios caídos del cielo debe cumplirse".

"Llevamos insistiendo a nuestro socio de coalición sobre la importancia de llevar a cabo estas reformas, de hecho, desde 2018, cuando unas medidas muy similares fueron incluidas en el acuerdo de presupuestos por iniciativa nuestra".

Podemos sigue por libre en un Gobierno que ha comenzados 2021 como terminó el 2020: marcando distancias con su socio.