| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El tormentoso retorno del Gobierno al Congreso, con la luz y Cataluña a rastras

El Ejecutivo de Sánchez volverá a dar la cara en el Parlamento tras el veraneo y la oposición ha preparado una dura ofensiva con la subida del precio de la electricidad como tema central.

| M. Villa España

Tras la ausencia justificada por el parón de la actividad plenaria en el Congreso a causa de las prolongadas vacaciones parlamentarias, el Gobierno de Pedro Sánchez tendrá que dar la cara al fin esta semana en las Cortes. Y no será un retorno fácil. Muchas crisis y asuntos polémicos se han ido acumulando en los dos últimos meses. Y la oposición forzará al Ejecutivo a dar la cara y explicarse.

Así, la subida del precio de la luz, la segunda reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña, la suspensión de la ampliación del aeropuerto catalán de El Prat o la denuncia falsa de agresión homófoba en el barrio madrileño de Malasaña serán algunos de los temas que marcarán el próximo miércoles el primer Pleno de control en el Congreso del nuevo curso político.

La oposición ha venido pidiendo cuentas todo el verano al Ejecutivo por los sucesivos récords de precio en el mercado mayorista de la luz y su reflejo en el recibo de empresas y hogares, pero ésta será la primera vez que pueda hacerlo en la Cámara Baja, que no celebra sesión de control al Gobierno desde el pasado 23 de junio por el paréntesis estival.

 

El líder del PP, Pablo Casado, ha presentado una pregunta genérica para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le servirá para sacar, entre otros, este asunto. En concreto, retará al jefe del Ejecutivo a decir cuándo piensa comenzar a resolver los problemas de los españoles "en lugar de empeorarlos". El primer partido de la oposición ha registrado, además, preguntas sobre la luz para las tres vicepresidentas del Gobierno y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

En concreto, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, reclamará a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que detalle las consecuencias "para la economía de hogares y empresas" del "récord histórico en el precio de la electricidad". "¿Cuándo sale la vicepresidenta segunda a la calle para protestar por la subida de la luz?", reza la pregunta que quiere formular el secretario general del PP, Teodoro García Egea, a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Los 'populares' también buscan que la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, explique si "su incompetencia para contener la escalada histórica de la factura eléctrica no es motivo suficiente para su dimisión", y demanda a Belarra que detalle por qué permite que el Gobierno "arruine a las personas más vulnerables" con esta "escandalosa" subida.

Rufián hurga en la herida del Prat

Por su parte, el portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, ha optado por interrogar a Sánchez sobre la entrada en 'vía muerta' del proyecto para la ampliación de El Prat que ambos gobiernos habían anunciado el pasado 2 de agosto. Una forma de seguir hurgando en la herida del último gran desplante del separatismo al Gobierno de España.

Así, Rufián pedirá al presidente que le explique "cuál es el criterio del Gobierno en la toma de decisiones de inversiones en Cataluña", tras la suspensión de una obra que iba a suponer una inversión de 1.700 millones de euros. Al conocerse que el Gobierno cerraba esa carpeta al menos para los próximo cinco años, Rufián ya denunció que lo que pretendía el Ejecutivo no era una inversión, sino "un chantaje", término empleado también por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

 

El rifirrafe de Sánchez con Rufián tendrá lugar la misma semana en la que se reunirá por segunda vez la mesa de diálogo sobre Cataluña. El encuentro tendrá lugar en Barcelona y será el primero al que acudan los representantes del nuevo Ejecutivo catalán.

Sobre esa cita precisamente interrogará al presidente el líder de Vox, Santiago Abascal, quien le instará a aclarar "qué más está dispuesto a ceder ante los enemigos de España para contar con su apoyo". Además, el PP interpelará al Gobierno sobre este mismo asunto con la intención de que dé cuenta del orden del día y contenido de la que denomina "mesa de la autodeterminación". Ese debate dará lugar a la votación, en la próxima sesión plenaria, de la correspondiente moción.

La oposición también tiene preparadas preguntas para dos de los nuevos ministros del Gabinete que Pedro Sánchez estrenó el pasado julio, entre ellos el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la titular de Justicia, Pilar Llop.

Así, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, quiere que el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, explique a la Cámara cuáles van a ser las prioridades o líneas maestras de su cartera en este nuevo curso político, algunas de las cuales desgranó esta semana en su primera comparecencia ante la Comisión Constitucional.

El Gobierno de los Jueces y el Tribunal de Cuentas, a discusión

De su lado, el portavoz de Justicia del PP, Luis Santamaría, pretende que Llop diga si está de acuerdo con que los jueces no pueden nombrar a los jueces, en referencia al rechazo del Gobierno a la propuesta del PP para que los 12 vocales de procedencia judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sean elegidos por sus pares.

A Llop también le dirige un interrogante el diputado de Junts Josep Pagès, en su caso para que la ministra confirme si el Gobierno se ratifica en la consideración de "órgano administrativo" al Tribunal de Cuentas, que tiene una causa abierta contra una cuarentena de ex altos cargos del Gobierno catalán por el procés, como afirmó recientemente el presidente Sánchez.

 

La oposición tiene también en el 'punto de mira' al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, a quien reclaman que dimita, ahora a raíz de la polémica surgida en torno a la denuncia falsa de agresión homófoba en Malasaña.

En concreto, el partido que capitanea Abascal, a través de su diputado Ignacio Gil Lázaro, tiene previsto preguntar directamente al ministro "por qué se niega a dimitir". Pero, además, tiene reservada una interpelación al Gobierno para que le especifique las medidas que tiene en cartera para evitar la "banalización" de los delitos de odio.

Esta iniciativa también dará lugar a la votación de la subsiguiente moción en el próximo Pleno del Congreso, en la que Vox podría incluir la anunciada reprobación de Marlaska, al que acusan de haber señalado al partido de Abascal por contribuir al "caldo de cultivo" para el aumento de este tipo de agresiones contra el colectivo LGTBI.