| 05 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Sánchez ningunea a Juan Carlos I en su viaje 'de negocios' a Emiratos Árabes

El presidente del Gobierno va a la caza de nuevos inversores a Emiratos Árabes pero no tendrá tiempo para encontrarse con el Emérito que continua en el país tras su 'exilio' forzoso.

| Andrea Jiménez España

El presidente del Gobierno estará en Emiratos Árabes este miércoles. Irá, según dicen desde Moncloa, a la caza de inversores, pero en su agenda no habrá huecos, para encontrarse con el Rey Juan Carlos I, a pesar de que está residiendo en el país, tras su 'exilio' forzoso y que ha mostrado de forma insistente sus deseos de volver.

De hecho, este mismo lunes Carlos Herrera desvelaba que el Rey Emérito está  “esperando a que concurran las circunstancias oportunas para viajar a España, cosa que estoy deseando. ¿Cuáles son las circunstancias oportunas? Las que no creen ninguna inestabilidad a la institución de su hijo Felipe VI, con quien está en contacto”.

Sin embargo, Sánchez prefiere ningunear a Juan Carlos I en su viaje al país emiratí. Tendrá un encuentro a puerta cerrada con el príncipe heredero de EAU, Mohamed bin Zayed después de firmar varios acuerdos con el primer ministro de EAU y emir de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum.

Según fuentes de Moncloa, la presencia del Emérito en este país no ha interferido en absoluto en la agenda oficial del presidente y la delegación española en esta visita, que pretende relanzar la relación bilateral entre ambos países. Allí, Sánchez acudirá a visitar la Expo de Dubai y a celebrar el día de España en este evento.

Reunión a puerta cerrada

Además, según han aclarado las mismas fuentes, el hecho de que la reunión de Sánchez con el heredero al trono sea a puerta cerrada no tiene relación con la presencia de Juan Carlos I en Abu Dabi y se explica, por el contrario, en el cuidado especial de la imagen de Mohamed bin Zayed, el verdadero hombre fuerte del país e ideólogo de la apertura económica y política del país en los últimos años.

Tampoco hay constancia de que las autoridades de EAU hayan invitado a Juan Carlos I a acudir a la Expo, puesto que la invitación se realiza al Gobierno del país de forma oficial, según fuentes de Moncloa.

Así, Sánchez prefiere evitar cualquier tipo de encuentro con el Rey pese a que Don Juan Carlos ya ha mostrado públicamente sus intenciones de volver, una vez que su horizonte judicial se va despejando a la espera de que la Fiscalía del Tribunal Supremo cierre las diligencias abiertas contra el antiguo monarca.

Don Juan Carlos está investigado por el supuesto cobro de comisiones irregulares por la concesión del AVE a La Meca a empresas españolas; el presunto uso por su parte y de otros familiares de tarjetas de crédito opacas con cargo a cuentas financiadas por un empresario mexicano; y la existencia de una cuenta con 10 millones de euros a nombre del ex jefe de Estado en la isla de Jersey, un paraíso fiscal.

Felipe VI decidirá sobre su regreso

Además, otra de las cuestiones abiertas sobre el regreso de Don Juan Carlos, es su futuro lugar de residencia, que será determinado por la Casa Real. Felipe VI no ha dado ninguna pista al respecto ni en el mensaje de Navidad, ni a través de Casa Real, que mantiene un mutismo absoluto. 

Pero mientras tanto, desde el Gobierno se prefiere obviar la existencia del Emérito. Sánchez, al margen de insistir en el eufemismo de las "informaciones perturbadoras", cada vez que habla de la situación judicial del padre del Rey, prefiere ni siquiera encontrarse con él, consciente de que se abriría una brecha mucho mayor con sus socios de Podemos.  Por ello, pese a acudir al lugar de residencia de Juan Carlos I opta por ningunearle, olvidando el papel institucional que ha representado a lo largo de la historia reciente de nuestro país.