| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Casado, muy emocionada ante las palabras de Banderas
Casado, muy emocionada ante las palabras de Banderas

Las sentidas palabras con las que Antonio Banderas hizo llorar a María Casado

El actor ejerció de padrino del programa 'Las tres puertas', donde habló largo y tendido de su vida y su carrera, y mostró su complicidad con la presentadora con un emotivo gesto.

| ESdiario España

Antonio Banderas fue uno de los primeros rostros conocidos que se animó a cruzar ‘Las tres puertas’, el nuevo programa de La 1 que dirige y presenta María Casado. En su charla con la periodista, Banderas se mostró relajado y habló largo y tendido sobre aspectos poco conocidos de su vida, tanto privada como profesional. Y también hizo gala en el programa -del que es productor ejecutivo- de la profunda amistad que le une con la presentadora, a la que hizo llorar con unas palabras muy emotivas al final de la conversación.

Con esta charla el actor malagueño actuó como padrino de ‘Las tres puertas’, que en su primera entrega contó también con la cantante Nathy Peluso, el doctor Mario Alonso Puig, la poeta Sara Búho y la escritora Carmen Posadas.

El artista destacó la necesidad de un espacio alejado del bullicio en el que estamos sumergidos y donde se die pie a hablar: “Hay mucha desinformación, fake news… Estamos viviendo en un mundo muy incierto y muy cabreado”. Dentro de este escenario en el que lo real y lo inventado se mezclan, el actor malagueño aseguró que la gente, sobre todo la que es conocida, ha ido perdiendo la libertad para expresarse por miedo a las reacciones que luego pueden desencadenar sus opiniones. “La gente que tiene una vida pública le da mucho miedo hablar porque saben que si se salen del tarro de determinados grupos les van a machacar. Esto que te estoy diciendo probablemente tenga un reflejo ahí… y me darán”, comentó.

 

En ese sentido, el protagonista de películas como ‘La leyenda del zorro’ o ‘Dolor y gloria’ lo tiene muy claro: “Hay un momento en la vida en que uno tiene que renunciar a ser querido por todo el mundo”. También contó la anécdota vivida recientemente en el teatro, en Málaga, donde representa el musical ‘Company’, cuando una espectadora se levantó y con tono enfadado le preguntó si era realmente él quien estaba en escena o no. “Han dicho cosas de mí y me han definido como cosas que no soy”, explicó a la vez que compartía alguno de los bulos que se dicen sobre él, como que tiene un doble o que canta en playback.

El intérprete malagueño pasó revista a sus comienzos en Hollywood en los 90, un momento en que las puertas para los artistas de habla hispana comenzaban a abrirse, no sin dificultades. ¿Fue feliz durante aquellos años? “Claro que lo he sido. Yo allí formé a mi familia. Y a pesar de estar divorciado de Melanie, todavía la sigo manteniendo. Yo reconozco en Stella, en Melanie, en mi hija Dakota, mi hijo Alexander, Jesi, mi familia americana. Mantenemos un contacto periódico y regular. A veces siento añoranza”,

El acoso de la prensa

La fama que alcanzó Banderas en aquellos años tuvo una repercusión directa en su vida privada, sobre todo en el momento en que formó pareja con la estrella Melanie Griffith. La persecución de la prensa, tanto en Estados Unidos como en España, era voraz, y llegó a vivir momentos realmente angustiantes. “Yo tenía entonces a un jardinero que se llamaba Quino que vio como rompían botellas y las tiraban al jardín, si alguien se cortaba un pie al entrar por la mañana, salíamos al hospital y ellos te tenían una noticia. Pero eso no es la prensa, eso es otra cosa. Yo a la prensa la respeto mucho”.

Su divorcio de la actriz fue un golpe que le empujó a volcarse, casi de forma obsesiva, en su trabajo, y a llevar un ritmo de vida frenético en el que solo había hueco para los proyectos que le ponían encima de la mesa. Y eso, evidentemente, tuvo sus consecuencias a nivel personal. “El haberme perdido muchos momentos de la vida de mi hija por haber estado enganchado a mi profesión. Mi profesión la gente la ve desde fuera, probablemente, de una manera distinta como realmente es. Es dura, requiere de mucho tiempo y de mucha soledad. Yo me he tirado muchas horas, días, meses, en habitaciones de hotel, muy bonitas pero impersonales”, comenta.

 

Por suerte, y superado el infarto que le hizo replantearse toda su vida y su profesión, Banderas vive una etapa intensa pero ilusionante, como terminó reconociendo al final de la entrevista. Y ésta se cerró, además de la entrega de la llave simbólica del programa, con un emotivo intercambio de agradecimientos.

“Gracias por ayudarme porque te quiero mucho”, le dijo María Casado, a lo que él respondió: “Pues anda que yo a ti. Me encanta tener esta llave que va a abrir muchas puertas. Desde luego las que están entre tú y yo llevan abiertas mucho tiempo. Te quiero mucho, ya lo sabes. Te quiero mucho pero sobre todo, me importas. Me importas". Unas palabras que hicieron brotar las lágrimas de la presentadora.