| 16 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El delegado del Gobierno en Andalucía, en un acto con Pedro Sánchez.
El delegado del Gobierno en Andalucía, en un acto con Pedro Sánchez.

El delegado del Gobierno en Andalucía enchufado por Sánchez pierde los papeles

No parece que Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el representante institucional del Estado ante todos los andaluces esté para esto. Pero el nerviosismo se ha instalado en el PSOE.

| ESdiario España

Ni cien días, ni unas horas. Ni siquiera el mínimo respeto al calendario institucional, que aguarda aún a que el popular Juan Manuel Moreno sea investido el próximo miércoles como nuevo presidente de la Junta de Andalucía.

El PSOE, preso de los nervios por perder el poder 36 años después, se lanza a la yugular de PP, Ciudadanos y Vox y se apunta a la teoría conspiratoria de los "pactos secretos". Lo más llamativo es que el portavoz de esta teoría haya sido este viernes el dirigente con mayor perfil institucional en Andalucía, el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. A él, por cierto, no le han votado los andaluces, fue nombrado a dedo por Pedro Sánchez, amigo personal.

Gómez de Celis se ha pronunciado sobre el pacto para el nuevo gobierno en Andalucía para manifestar su preocupación por "los pactos secretos" alcanzados entre el PP y Vox y mostrarse convencido de que hay "pactos ultrasecretos" entre Cs y la formación de Santiago Abascal.

En declaraciones a los periodistas en Huelva, Gómez de Celis ha indicado que le preocupan "mucho los pactos ocultos de Madrid", es decir, "lo que se haya quedado en los documentos en B entre el PP y la extrema derecha", al tiempo que ha remarcado los pactos "ultrasecretos" que habrá entre Ciudadanos y la formación de ultraderecha.

Respecto al nuevo Gobierno andaluz, ha dejado claro que si finalmente Juanma Moreno se convierte en el nuevo presidente de la Junta desde la Delegación del Gobierno en Andalucía ofrecerán "normalidad institucional" por el bien de los ciudadanos porque "lo que deben percibir es normalidad democrática y constitucional".