26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, este martes en Bruselas conversando con Von der Leyen y Merkel.
Sánchez, este martes en Bruselas conversando con Von der Leyen y Merkel.

Un gesto de provocación del Gobierno a Mohamed VI levanta ampollas en Rabat

Mientras la diplomacia trata de reconducir la crisis con Marruecos, el Gobierno da muestras de una notable descoordinación con su cumbre militar con Argelia en Madrid en el peor momento.

| J.R.V España

En el peor momento y con el país más incoveniente en plena crisis diplomática con Marruecos. El Gobierno vuelve a dar muestras de su improvisación, tras la polémica acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y organiza una cumbre militar en suelo español con Argelia, el mayor enemigo del regimén marroquí y principal patrocinador de la causa saharaui.

Militares argelinos llegaron este lunes a la base aérea de Torrejón de Ardoz para participar en una serie de reuniones con mandos militares españoles del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), según han confirmado fuentes de las Fuerzas Armadas.

La llegada de los militares argelinos coincide con la presencia en un hospital de Logroño del secretario general del Frente Polisario y se produce poco después de la crisis generada en Ceuta con el paso desde Marruecos de miles de personas que cruzaron la frontera.

 

Fuentes del EMAD aseguran que las reuniones estaban ya previstas y se celebrarán a lo largo de estos días. Los militares argelinos llegaron a Madrid a bordo de un avión procedente de su país que aterrizó este lunes en Torrejón de Ardoz, generando todo tipo de especulaciones.

El líder del Frente Polisario ha sido imputado por la Audiencia Nacional por diversos delitos, entre ellos lesa humanidad, pero no se ha dictado una orden de detención en su contra. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, aseguró este lunes que el Gobierno no actuará hasta que se pronuncien los tribunales.

Ghali fue ingresado el pasado 18 de abril en el Hospital de San Millán-San Pedro, en La Rioja, con un cuadro grave por dolencias derivadas de la COVID-19.

Su estancia en España ha llevado a la Audiencia Nacional a citarle como investigado para que el 1 de junio responda a la querella presentada por el activista saharaui Fadel Breica, que le acusa de delitos de detención ilegal, torturas y lesa humanidad presuntamente cometidos en los campamentos de Tinduf.