| 20 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una sesión de control al Gobierno en el Senado
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una sesión de control al Gobierno en el Senado

Pegasus dinamita la escasa credibilidad de Sánchez y deja la legislatura en coma

Ningún partido político confía ya en el presidente del Gobierno. Ni sus socios del Consejo de Ministros ni los parlamentarios apoyan a Sánchez, que tendrá que comparecer en el Congreso.

| Yolanda Lorenzo España

El caso 'Pegasus' ha terminado por dinamitar la legislatura dejándola prácticamente en coma. Todos los socios de Sánchez recelan del presidente una vez que Moncloa desveló que su teléfono y el de la ministra de Defensa, Margarita Robles, habían sido espiados. Por ello, exigen responsabilidades y avisan de que cualquier pacto con el PSOE es a día de hoy inviable.

De hecho, ERC se ha mostrado especialmente beligerante este martes con el Ejecutivo. Tanto su líder, Oriol Junqueras, como el portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, han salido al paso para avisar de que no seguirán apoyando al presidente, pues es un "escándalo de dimensiones mayúsculas" que "se puede cargar la legislatura".

En rueda de prensa en el Congreso, Rufián ha asegurado que el Gobierno de coalición tiene "credibilidad cero" y que sus explicaciones han sido "patéticas", pues hace cinco días se negaba el espionaje a políticos independentistas con 'Pegasus' y ahora "pasan de supuestos culpables a víctimas". "Y entiendo el escepticismo porque (lo de Sánchez) son supuestos espionajes de hace un año y nos lo dicen ahora, pero ya me da lo mismo, me da igual si es una cortina de humo o no", ha añadido.

A su juicio, el tema se agrava con el hecho de que "el móvil más protegido" del país, que es el del presidente, fuera espiado de forma ilegal. "Como demócrata, me escandaliza que los máximos responsables de los servicios de inteligencia no haya sido capaces de evitarlo y se enteren un año después".

De hecho, y mirando más a largo plazo, Junqueras ha avisado de que hay "muy pocos incentivos" para que ERC vuelva a repetir su apoyo a la investidura del presidente del Gobierno. Así, ha afirmado que, si el Gobierno quiere avanzar en derechos sociales, también deberá "defender los derechos fundamentales y las libertades básicas, como la garantía de las comunicaciones".

Junqueras ha avisado de que hay "muy pocos incentivos" para que ERC vuelva a repetir su apoyo a la investidura del presidente del Gobierno

De esta manera, ha advertido de que los republicanos pueden seguir rechazando iniciativas del Ejecutivo, como el decreto anticrisis, si no asume responsabilidades por el caso de espionaje a líderes independentistas. "Mientras no asuma responsabilidades, no hay la confianza básica para avanzar en nada ni para trabajar en nada", ha subrayado.

Además, al lado de ERC se ha colocado el otro partido del Gobierno, Unidas Podemos. Pablo Echenique, ha proclamado que es el momento de "asumir responsabilidades políticas de motu propio" por el "escándalo" de Pegasus, aunque por "responsabilidad" ha eludido "poner nombres propios" de aquellos que deben renunciar a sus cargos. Pero si ha deslizado que es "evidente" que un posible ámbito es el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente del Ministerio de Defensa, como lleva apuntando el propio Pablo Iglesias desde que se conoció el asunto.

EuropaPress_4423891_portavoz_unidas_podemos_congreso_pablo_echenique_llegada_rueda_prensa

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique

De hecho, ha cuestionado sobre qué valor puede tener una investigación interna ordenada por responsables cuando estaban al mando en el momento que se produjo este espionaje. En consecuencia y para restablecer la "confianza" con la ciudadanía y también con socios de investidura, como es el caso de ERC, ha demandado que el "liderazgo" de las pesquisas y depuración de responsabilidades en los servicios secretos debe llevarse a cabo desde "liderazgos diferentes".

Además, Echenique ha alertado de que "no es descartable" que el espionaje haya procedido de "células" del propio Estado y que con actuaciones para limpiar las "cloacas" no "fortalecería" a la democracia, que en contraposición saldría "debilitada" si este caso "no conduce a nada". 

Sánchez comparecerá en el Congreso

De esta manera, la crisis abierta deja a Sánchez más tocado que nunca. De hecho, tendrá que comparecer en el Congreso de los Diputados para dar las explicaciones oportunas, una vez que el PSOE no ha podido evitar su presencia al contar con el aval de todos los grupos parlamentarios, excepto el propio PSOE y Unidas Podemos.

Queda pendiente de poner fecha, pero el PSOE insiste en que es mejor esperar a las explicaciones prometidas del CNI y de Defensa. En todo caso, el presidente del Gobierno ya tiene pendiente otra comparecencia ante el Pleno del Congreso para hablar de las consecuencias de su apoyo al plan marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, que fue aprobada hace una semana en la Junta de Portavoces y en la que podría incluirse este asunto.

Así, y a tenor de la práctica habitual de Moncloa no es descartable que Sánchez aproveche para mezclar todos los asuntos en una misma comparecencia que diluya la imporancia de los mismos y, de esta manera, evitar profundizar en ellos.

Y es que, el presidente se encuentra ahora mismo en un callejón sin salida. Sus socios ya no confían en él y desde la oposición, a pesar de que el PP ha mostrado su respaldo ante una crisis de seguridad nacional, recelan de cualquiera de sus discursos, dados los precedentes. 

De hecho, el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, ha avisado este martes de que es "peligroso" para la seguridad nacional que el Gobierno anuncie "brechas en seguridad nacional con un año de retraso solo porque quiere congraciarse" con ERC, "una fuerza política que atentó contra la unidad nacional". "Troyano es tener de presidente del Gobierno al mismísimo caballo de Troya", ha afirmado González Pons en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

 

Igualmente, la portavoz de los populares, Cuca Gamarra, ha recalcado que lo que están viendo es que "junto a la crisis de seguridad hay una crisis de credibilidad que lidera el propio presidente del Gobierno, que no es creíble". De hecho, ha subrayado que como el presidente del Gobierno "siempre miente, la opinión pública no le cree".

Además, la 'número dos' de Feijóo ha destacado el hecho de que "una parte del Gobierno ataque a la otra" y pida "responsabilidades políticas", en alusión a las críticas de Unidas Podemos a la ministra Robles. "Ese es el gran problema que tenemos como país: esa crisis de credibilidad que tiene como protagonista al presidente del Gobierno", ha zanjado.