| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alberto Núñez Feijoó, recibido en audiencia por el Papa Francisco
Alberto Núñez Feijoó, recibido en audiencia por el Papa Francisco

El Papa sopesa la invitación de Feijóo de viajar a España para visitar Santiago

Una próxima visita a España es una de las ideas que le rondan al Papa Francisco, quien en una larga entrevista en Herrera en Cope, ha analizado toda la actualidad mundial.

| Andrea Jiménez España

El Papa sigue sopesando la idea de viajar a España tras la invitación de Feijóo pero mientras termina de decidirse ha analizado algunas de las normas del Gobierno de Sánchez."Cultura del descarte". Ese es el apelativo que ha usado el Papa Francisco para hablar de la eutanasia y el aborto. Un claro mensaje a Pedro Sánchez, después de la aprobación de la llamada "muerte digna". Es uno de los asuntos que preocupan al Pontífice, que cree que esta norma tiene una traducción: "Lo que no sirve, se descarta".

El Papa, en una entrevista en Cope, ha marcado las líneas a seguir de la Iglesia al respecto de la ley que aprobó el Gobierno en plena pandemia, con unas palabras que no dejan lugar al mayor interpretación.

 "Los viejos son material descartable: molestan. No todos, pero vamos, en el inconsciente colectivo de la cultura del descarte, los viejos… los enfermos más terminales, también; los chicos no queridos, también, y se los manda al remitente antes de que nazcan...", ha asegurado.

De hecho, ha ahondado en esta idea y ha dicho que existe un "invierno demográfico", en el que cada vez hay menos nacimientos y la población sigue envejeciendo, mientras hay "más casos de aborto", algo que se explica, a su juicio, porque solo "se mira el provecho. Se mira al de adelante… y a veces usando la compasión: "Que no sufra en el caso de…" La Iglesia lo que pide es ayudar a morir con dignidad. Eso siempre lo ha hecho", ha sentenciado.

"¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema?¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?"

Respecto al aborto, ha señalado que "cualquier manual de embriología" dice que a la tercera semana de la concepción ya están perfilados todos los órganos, por lo que "es una vida. Una vida humana", de manera que  ha lanzado al aire dos preguntas, con ánimo de invitar a la reflexión tanto sobre la interrupción de los embarazos como sobre la eutanasia.

"¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema?", ha cuestionado Francisco, para añadir: "¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? ". Así, considera que "con estas dos preguntas que se resuelvan los casos de eliminación de gente porque son un peso para la sociedad".

Sobre el independentismo: "Las ideologías destruyen"

Pero además, el Papa no ha esquivado otro debate abierto en España y que marca la agenda política desde hace años, el independentismo catalán. Para el Pontífice, hay "huir de las ideologías, que son las que impiden cualquier proceso de reconciliación. Además, las ideologías destruyen", ha asegurado.

Junto a ello, ha añadido que "cualquier gobierno, sea del signo que sea, tiene que hacerse cargo de la reconciliación y ver cómo llevan adelante la historia como hermanos y no como enemigos o al menos con ese inconsciente deshonesto que me hace juzgar a otro como enemigo histórico". 

Su viaje a España, en el aire

Por otra parte, Carlos Herrera ha cuestionado al Papa acerca de la posibilidad de que visite España en las próximas fechas aprovechando el Año Santo Xacobeo, pero no ha querido desvelar si nuestro país está en su agenda, revelando únicamente que prometió al presidente gallego Alberto Núñez Feijóo que pensaría sobre ello. 

Aún así, y aunque ha reconocido que siente curiosidad por conocer la Semana Santa sevillana, ha asegurado que "mi opción hasta ahora de viaje a Europa son los países chicos. Primero fue Albania y luego todos los países eran pequeños. Ahora está en programa Eslovaquia, después Chipre, Grecia y Malta. Quise tomar esa opción: primero a los países más chicos", a lo que ha añadido: "Si voy a Santiago, voy a Santiago pero no a España, que quede claro".

El Vaticano trabaja para evitar haya represalias contra la población en Afganistán, a la vez que ha criticado que la salida de Estados Unidos "no tuvo en cuenta todas las eventualidades"

Además, el Papa ha hablado sobre otro de los asuntos que están marcando la actualidad en las últimas semanas, la situación en Afganistán, y ha revelado que el Vaticano trabaja para evitar haya represalias contra la población, a la vez que ha criticado que la salida de Estados Unidos "no tuvo en cuenta todas las eventualidades".

De hecho, este conflicto abre la puerta a otro proceso migratorio en la que miles de personas intentarán salir del país, por lo que el Papa, ha asegurado que ante estas oleadas de inmigrantes pide que los gobiernos mundiales trabajen para que "se integre y no solo acogerlos, sino protegerlos y promoverlos, educarlos, etcétera".

Por ello ha pedido a los países que sean  "muy honestos consigo mismos" y analicen profundamente "pueden aceptar y hasta qué número, y ahí es importante el diálogo entre las naciones", pero sin olvidar " la realidad del invierno demográfico" a la que ya se había referido, puesto que, en Italia, al igual que en España, "hay pueblos casi vacíos".

Así, durante una extensa charla, el Papa ha repasado todos los asuntos que le inquietan, e incluso ha hablado de sus estado de salud. El Pontífice ha explicado que se encuentra bien. "Todavía vivo", ha bromeado, y ha explicado que ya  "lleva una vida totalmente normal", tras su operación digestiva. Ha hablado de su infancia, de su vida diaria, en la que la televisión no existe, salvo para asuntos importantes y ha dejado claro que simplemente se define como "un pecador que trata de hacer el bien".