| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El miércoles hubo una primera concentración en Sol.
El miércoles hubo una primera concentración en Sol.

El engaño de Marlaska causa daños colaterales en el movimiento LGTBI

Los convocantes de la que se suponía que iba a ser la gran concentración de este sábado en protesta por las agresiones homófobas rebajan las expectativas ante el temor a un pinchazo.

| A.I.M. España

La falsa agresión homófoba de Malasaña y sobre todo la utilización política de que ella hizo el Gobierno -y en especial el ministro del Interior- antes de saber que el joven se lo había inventado todo han supuesto un mazazo para el colectivo LGTBI. Un flaco favor. 

Pedro Sánchez, Fernando Grande-Marlaska, Irene Montero... el Gobierno en pleno lleva insistiendo desde el miércoles por la tarde en que una denuncia falsa no debe tapar un problema real, el del aumento de los delitos de odio contra homosexuales, bisexuales y transexuales. 

Sin embargo, el colectivo teme una desmovilización que se haga patente en la concentración de este sábado a las 19 horas en la Puerta del Sol, que estaba llamada a ser multitudinaria antes de la confesión del joven de Malasaña.

COGAM, la asociación convocante, ha decidido mantener la concentración porque considera que el leitmotiv sigue intacto: "Nos siguen agrediendo, la escalada de violencia hacia personas LGTBI+ nos hace vivir con miedo", afirman. Pero en la previsión que han enviado a la Delegación del Gobierno han sido extremadamente cautos. 

 

La entidad estima entre 150 y 250 manifestantes. Eso ha puesto por escrito COGAM en la comunicación de la concentración remitida a la Delegación (un trámite obligatorio), según fuentes de esta última consultadas por ESdiario. Lo que da idea de su temor a un pinchazo.

No obstante, las mismas fuentes matizan que al ser una "convocatoria abierta" y con "llamamientos en redes sociales" es imposible pronosticar si finalmente los participantes serán diez, veinte, treinta veces más o tan pocos como la estimación inicial.

Para bien o para mal, lo de Malasaña y su derivada política tendrán mucho que ver. La oposición insiste en pedir la dimisión del ministro del Interior porque desde el martes los investigadores de la Policía sospechaban que era todo mentira, y aun así Grande-Marlaska siguió agrandando la bola de nieve. 

 

En cualquier caso, la concentración de Sol se ha convertido en un termómetro. Al movimiento LGTBI le interesa que no pinche y su voz se escuche bien alta en pleno centro de Madrid, pero también al PSOE y Unidas Podemos, que con toda seguridad enviarán representantes.

En el caso del PSOE, una de las entidades que se ha sumado públicamente a la convocatoria de COGAM, incluso después de saberse que la agresión de Malasaña nunca existió, es la Fundación Pedro Zerolo. Que entre sus patronos tiene a socialistas como José Luis Rodríguez Zapatero y Carla Antonelli.

Su mensaje va en la misma línea: "No queremos que nadie tenga que vivir con miedo y ante esta violencia toda la sociedad debe actuar y proteger los derechos de las personas LGTBI+", sostienen.