| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Casado exhibe músculo político en Valencia con una Plaza de Toros abarrotada

El líder del Partido Popular deja en el pasado a Pedro Sánchez y ofrece un nuevo "contrato social" para devolver las libertades a los españoles.

| Jonathan Martínez España

 

La expectación era máxima desde temprana hora de la mañana en los aledaños de la Plaza de Toros de Valencia. Largas colas de personas procedentes de diferentes puntos de la geografía española esperaban eufóricos a que diese inicio un acto que supondrá un punto de inflexión en el devenir del Partido Popular. “Nunca había visto algo igual”, era la frase más repetida entre los jóvenes. Y es que para rememorar una Plaza tan abarrotada como la de hoy tocaba remontarse a la hegemónica etapa de Rita Barberá al frente de la alcaldía de Valencia.  

Al ritmo musical de Aitana o David Bisbal, en torno a 12.000 curiosos y simpatizantes se han ido congregado - en cumplimiento del aforo exigido- en este recinto taurino cargado de simbolismo para participar en la clausura de la primera convención itinerante de la historia de la formación liderada por Pablo Casado, que tras varios años de turbulencias ha logrado enderezar el rumbo del proyecto político hacia la Moncloa. 

 

Un largo camino que se antoja complicado, pero que por fin ha encontrado en la unión e ilusión de las bases la hoja de ruta alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez. No en vano, ha sido en Valencia donde se ha logrado fabricar la pócima perfecta contra los rumores que enfrentaban a la dirigente madrileña, Isabel Díaz Ayuso, con Pablo Casado y poder dar inicio a una etapa nueva sin titubeos ni vacilaciones.

Durante su intervención, Pablo Casado ha planteado una serie de propuestas “reformistas”, esquivando cualquier alusión a Pedro Sánchez porque “él ya forma parte del pasado de este país aunque aún no lo sepa”. Por ello, reivindica un partido “unido como una piña y fuerte como una roca” capaz de abrir nuevos horizontes para España más allá de la “gestión negligente” demostrada por el Gobierno durante la pandemia. 

Una herencia “devastadora” que no ha querido dejar pasar refiriéndose  a los 4 millones de nuevos parados, las 100.000 empresas cerradas y los 250.000 autónomos que han ido al paro como consecuencia del coronavirus. “Es inmoral el triunfalismo del Gobierno con tanto drama. De aquí nadie ha salido más fuerte”, lamenta.

“Es inmoral el triunfalismo del Gobierno con tanto drama. De aquí nadie ha salido más fuerte”, lamentó Casado

Pero lejos de quedarse en la frustración, incide en la necesidad de “pasar del enfado a la tarea” con un voto amplio “esperanzador y reformista”. Así, hace un llamamiento a todos los socialdemócratas “decepcionados” y los constitucionalistas que quieran firmar un nuevo “contrato social” que reste poder a la política para devolver las libertades a los ciudadanos.

Aspira a lograr un Partido Popular de “manos abiertas” que deje atrás la “injerencia” del Gobierno “porque los españoles valen más que quienes no están arruinando y despreciando''. Todo ello en base a los principios liberales que han creado “libertad y prosperidad”, desde que hace 25 años lograse la primera victoria electoral José María Aznar y hace 10 se volviese a alcanzar un Gobierno Popular con Mariano Rajoy.

 

Unos principios que permanecen “inamovibles” y que reposan sobre cinco cimientos: lealtad y unión a la monarquía; confianza en el Estado de Derecho y separación de poderes; denuncia en voz “alta y clara” de regímenes dictatoriales como Nicaragua, Cuba y Venezuela.; determinación  en la economía de libre mercado; e igualdad de oportunidades.

Además, ha hecho un recorrido por la “larga travesía en el desierto” que ha tenido que sufrir el Partido Popular desde que fuese elegido dirigente nacional en las primarias y les situasen como tercera fuerza política en España hasta que finalmente han logrado “recuperar” el espacio liberal del centro derecha, en alusión también a Ciudadanos. “Hay quienes se han quedado en el camino. Nosotros siempre ofrecimos unidad y cuando la rechazaron recurrimos a las bases”, apostilla Casado.