| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El líder del PP, este miércoles en la sesión de control del Congreso al Gobierno.
El líder del PP, este miércoles en la sesión de control del Congreso al Gobierno.

El PSOE prolonga la comisión Kitchen hasta diciembre para desgastar a Casado

La coalición Frankenstein pone en marcha la táctica del ventilador para desviar la atención ante la indignación por los indultos. Y pone el retrovisor mirando a Rajoy para dañar al PP.

| J.R.V España

PSOE y Podemos, con el habitual auxilio de los socios Frankenstein, ponen en marcha el ventilador. En plena jornada de indignación de la gran mayoría de los españoles por los indultos a los condenados del 1-O y su desafiante salida de la cárcel, la izquierda busca la estrategia del retrovisor para tratar de desgastar a Pablo Casado, el favorito de las encuestas para desalojar a Pedro Sánchez de La Moncloa.

Así, el Pleno del Congreso aprobará este jueves que la comisión de investigación sobre la denominada operación Kitchen  sobre el presunto espionaje a Luis Bárcenas pueda alargar sus trabajos hasta el próximo 31 de diciembre. En todo caso, la previsión es la actividad de la comisión no se retome hasta después del verano, ya en septiembre, cuando arranque el nuevo periodo de sesiones.

Fue hace dos semanas cuando la comisión acordó solicitar esta nueva prórroga sobre la trama supuestamente urdida desde el Ministerio del Interior, en la etapa de Jorge Fernández Díaz, para espiar al extesorero del PP y hacerse con pruebas que pudieran implicar a dirigentes del partido en casos de corrupción. Y todo pese a que esta supuesta trama esta en la actualidad bajo investigación judicial de la Audiencia Nacional.

 

El Pleno dio el visto bueno a la creación de esta comisión, a instancias del PSOE y Unidas Podemos, el pasado 1 de octubre, pero el órgano que preside la socialista Isaura Leal no se constituyó hasta finales de diciembre y las comparecencias no empezaron hasta marzo.

 

El excomisario Villarejo, durante su comparecencia en la Comisión Kitchen.

 

La comisión nació con un mandato de tres meses por lo que, nada más arrancar los interrogatorios, hubo de solicitar una nueva prórroga hasta finales de junio, pero que, al final, tampoco ha sido suficiente.

En este tiempo la comisión ha recibido a 27 comparecientes entre policías y expolicías, víctimas, implicados en el espionaje y responsables políticos y llegó a tener programados los interrogatorios a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal; el exministro Jorge Fernández Díaz, y el expresidente Mariano Rajoy.

 

La previsión a principios de junio todavía era poder aprobar sus conclusiones a finales de este mes, pero la imputación de Cospedal apenas horas antes de que tuviera que comparecer en el Congreso provocó un cambio de planes.

El PSOE maniobró para suspender su interrogatorio, dada su nueva situación procesal, la mayoría de la comisión aceptó y, después, las dos formaciones que integran el Gobierno de coalición apostaron por solicitar la nueva prórroga que se aprueba este jueves. También se suspendieron las comparecencias de Rajoy y Fernández Díaz, inicialmente previstas para el 10 de junio.

Cuando retome sus trabajos, además de buscar nuevas fechas para los comparecientes que han quedado pendientes, la comisión tendrá que decidir si vuelve a citar a algunos de los que ya han desfilado por la misma y si realiza nuevos interrogatorios, sobre todo si continúa creciendo la lista de imputados.