| 26 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los diputados de Podemos, Enrique Santiago y Sofía Castañón, este miércoles.
Los diputados de Podemos, Enrique Santiago y Sofía Castañón, este miércoles.

Podemos se acobarda y renuncia a citar a Villarejo por si tira de la manta

"No es creíble", dicen los morados en el arranque de la "operación Kitchen". Después de hacer estrategia con las cloacas, ahora se echan atrás tras considerar prioritaria su comparecencia.

| J.R.V España

Algo ha sucedido en apenas un mes en torno a la Comisión Kitchen -que va a investigar en el Congreso el presunto espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas- para que Podemos haya pasado de considerar prioritaria la comparecencia del excomisario José Villarejo a renunciar ahora a escucharle con el argumento de que lo que tenga que decir son "invenciones" y que su testimonio "no es creíble".

Cabe recordar, que el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, citó a Villarejo como uno de los objetivos prioritarios de su formación en el calendario de la comisión, y que el PSOE enfrío desde el comienzo esa posibilidad.

Podemos ha insistido este miércoles en la conveniencia de que Pablo Casado comparezca, pero ya no ve urgencia en llamar a comparecer al excomisario al que atribuye mucha "invención", "manipulación" y una total "falta de credibilidad".

Así lo ha explicado el vicepresidente primero de la comisión y diputado de Unidas Podemos, Enrique Santiago, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la portavoz de su grupo en este órgano, Sofía Castañón, para presentar la propuesta de plan de trabajo que han presentado junto con el PSOE.

En este plan, que se votará este viernes en la comisión, no se incluyen aún peticiones de comparecencia, un asunto que, según ha reconocido Santiago, todavía no han acordado con sus socios socialistas.

Según Santiago, deben acudir al Congreso ha ofrecer todos los datos que tengan al respecto quienes entonces integraban la dirección del PP, como su entonces secretaria general, María Dolores de Cospedal, pero también el ahora presidente de la formación, Pablo Casado, que entonces era responsable de Comunicación. "Esa cúpula del partido tendrá que comparecer porque no están por encima ni de la ley ni de las responsabilidades".

Pero, curiosamente, respecto a la presencia de Villarejo, que Unidas Podemos venía reclamando públicamente hasta ahora, Santiago ha revelado que este asunto aún está pendiente de acuerdo pero que, a su juicio, le excomisario no debe ser ni mucho menos de los primeros en comparecer.

Santiago no ha querido especificar si su formación ya ha descartado totalmente o no pedir su comparecencia, pero ha incidido en que, vista su capacidad de "invención y manipulación" y de que varía sus versiones en función de sus intereses, su testimonio probablemente no serviría para arrojar luz sobre los hechos a investigar sino para "intoxicar". "Tendrá que llegar algún momento en el que habrá que valorar si comparece o no, pero lo sucedido se puede reconstruir sin el señor Villarejo".

Así, PSOE y Podemos han optado por no solicitar aún comparecencias para la comisión dado que prefieren que los trabajos arranquen con la petición de documentación. Así consta en el escueto plan de trabajo que han registrado en el Congreso y que se someterá a votación este viernes en la que será la primera reunión de la comisión de investigación.