28 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Irene Montero, y, en un circulo, Beatriz Gimeno

El secreto de Montero: la amiga que persigue a Richard Gere y solo ve machistas

Una de las colaboradoras más estrechas de la ministra de Igualdad, impulsora de las leyes más controvertidas, vuelve a exhibir sus opiniones radicales hasta con el cine americano.

| Yolanda Lorenzo España

Beatriz Gimeno pasa por ser uno de los cargos de máxima confianza de la ministra de Igualdad, Irene Montero, responsable de su nombramiento como directora general del nuevo "Instituto de las Mujeres", el nuevo nombre de un organismo clave en la estrategia ideológica de la número dos de Podemos: en esos despachos se impulsan, según confirman a ESdiario, las leyes más políticas del Ministerio

Y suyas son declaraciones, proclamas y posiciones tan controvertidas como la de asegurar que la heterosexualidad "no es natural", entre otras. Su última aportación ha sido, en una línea similar: arremeter contra Telecinco por proyectar la película Pretty Woman, a su entender un ejemplo de estigmatización de la mujer y, tal vez, de promoción sutil de u explotación sexual. Su mensaje contra la cadena de Mediaset no ha podido ser más claro: 

 

 

¿Pero quién de verdad Gimeno y qué papel juega en la política igualitaria de Podemos? Fuentes consultadas por ESdiario la dan relevancia máxima y la colocan en el "cuartel general" de Irene Montero en algunas de las reformas más polémicas que quiere lanzar, como la ley de "identidad sexual" que permitirá que un hombre o una mujer cambien de sexo solo con acudir al registro o que el DNI incluya una tercera casilla para el sexo no declarado.

La batalla dentro del feminismo

Gimeno es crucial también en la batalla que se libra en estos momentos en el movimiento feminista por esta razón: para el feminismo clásico, conceder la condición de mujer a un hombre por el mero hecho declararlo, es una tropelía que degrada la causa: en esa línea está buena parte del PSOE, con Carmen Calvo entre ellas; y figuras como Lidia Falcón, Paz Vega o Lucía Etxebarría.

Para la visión que encabeza Montero, todas son igual de mujeres y se incluye en la transexualidad, por ejemplo, el mero hecho de declarar una "identidad sentida" sin necesidad de ningún otro requisito, como resume este vídeo jaleado desde el partido morado:

 

Lo que dijo el 8M

En ese escenario, los discurso de Gimeno suponen el clímax de la ideología de género que comparte la dirigente de Podemos, y los ha manifestado de manera muy contundente antes de llegar al cargo público que ahora ostenta.

Hace menos de un año, en plena celebración del 8M que tanto pudo extender el contagio después, la directiva de Podemos se ha descolgó con una frase aún más polémica contra los hombres, en un reportaje de la revista CG que incluía declaraciones suyas coincidiendo con la efemérides.

 "Es un sistema que banaliza la violación, que la erotiza para los hombres, y las mujeres pueden aprender también, a su pesar, a erotizarla. En ningún caso la presenta como lo que es, violencia sexual que roza la tortura. Y esto durante siglos. Siglos de 'a ellas les gusta, se lo están buscando, no dijo que no con suficiente fuerza…", afirmaba Gimeno en la charla con el periodista Víctor M. Gonzalez en un reportaje titulado "Qué es el sexo con empatía".

Para la mano derecha de Irene Montero, la violación está banalizada y "erotiza a los hombres"

Las controvertidas ideas de Gimeno, que no le han impedido progresar en el Gobierno de coalición, ya le llevaron recientemente a tener que justificarse, aunque al hacerlo agravó la polémica con sus explicaciones:

"Seguramente que si yo fuera actriz porno o escritora de porno machista, no se me criticaría tanto o incluso nada. Seguramente me llamarían de todas partes para explicarme/verme y hombres sesudos me darían la razón encantadísimos de conocerme", dijo para defenderse.

En el reportaje en cuestión, la Directora de la Mujer, clave en la elaboración de la llamada Ley Montero sobre Libertad Sexual, también alerta sobre el fenómeno de imitadores que, entre los hombres, pueden surgir por delitos tan lamentables como el cometido por La Manada.

Por último, imparte una lección de sexualidad a los hombres, desde la premisa que cosifican a las mujeres en sus relaciones íntimas por sistema: "Igual que no trato a un camarero como si fuese una cosa, aunque él debe ser consciente de sus derechos y de que no debe aceptar ese trato, no trato a mi amante como si su placer no me importase, ignorando sus señales, como si no las estuviese emitiendo. Si reconocer la humanidad de la otra persona le quita la gracia, esas relaciones no son éticas ".

Gimeno es una de las "pata negra" que prepara con Montero las leyes más ideológicas en materia sexual

Gimeno alcanzó la "fama" tras su nombramiento al refrescarse su libro Historia y análisis político del lesbianismo publicado en su página web, en el que aseguraba que "la imposición de la heterosexualidad definió la situación de las mujeres lesbianas, desde el lesbian chic de los años 20 hasta los modelos butch y femme".

El "patriarcado"

La autora sostiene en su obra que las mujeres han buscado siempre un lugar de libertad y autonomía frente al patriarcado, un espacio configurado como el de la mujer libre que busca la manera de ser dueña de su destino y que, en tanto se trata de una opción liberadora, puede resultar deseable".

Gimeno, a través de un hilo en Twitter  intentó aclarar sin demasiado éxito que "lo que está circulando son frases descontextualizadas, pero dudo mucho que si se leyeran en su contexto gustaran más. El problema no es otro que la imposibilidad de soportar que una mujer haga público un discurso sobre sexualidad no patriarcal".